Reinciden en fallas estancias infantiles

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) ha señalado en varios informes deficiencias en la operación del plan social

Reforma
jueves, 07 febrero 2019 | 06:24
Reforma |

Ciudad de México— A partir de la creación en 2007 del programa de Estancias Infantiles para Apoyar a Madres Trabajadoras, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) ha señalado en varios informes deficiencias en la operación del plan social, que van desde la falta de personal capacitado, carencias en instalaciones y mobiliario, así como irregularidades en la comprobación de los recursos otorgados.
Por ejemplo, en los resultados de la revisión de la Cuenta Pública de 2012, documentó que el programa operó con diferencias en su presupuesto y que las instalaciones de varias estancias en Tlaxcala no cumplían con las condiciones de seguridad adecuadas.
En la de 2014, señaló que centros infantiles de Jalisco no acreditaron el ejercicio de los recursos otorgados, y que a muchos de ellos se les permitió operar con deficiencias en sus instalaciones y mobiliario.
Incluso, documentó en cinco casos que encargados del programa en la delegación de la entonces Secretaría de Desarrollo Social "solicitaban dinero a los representantes para realizarles trámites o agilizarlos".
Por otra parte, de acuerdo con los resultados de la revisión de 2017, el órgano de control encontró que durante este año se inscribieron 319 nuevas estancias infantiles sin que se cumplieran criterios y requisitos de las reglas de operación.
Además detectó que 30.9 millones de pesos no fueron comprobados de un total de 3 mil 418 millones de pesos revisados.
El informe indica que no se concilió las cifras del cierre del ejercicio de las delegaciones federales de Sedesol con las reportadas en el Estado del Ejercicio fiscal de 2016, lo que ocasionó que en la delegación del Distrito Federal no se registraran diferencias por 30.8 millones de pesos, y de menos por 198 mil pesos en las delegaciones de Colima, Chiapas, Jalisco y Sonora.
Además del dinero por comprobar, la ASF reportó 69.3 millones de pesos de posibles recuperaciones.
De acuerdo con la Auditoría, en las estancias infantiles del Estado de México y Ciudad de México se registraron las mayores irregularidades.
Un señalamiento recurrente en las auditorías es que el Gobierno federal no ha podido medir debidamente cómo las estancias infantiles ayudan a las familias mexicanas a mejorar sus condiciones socioeconómicas ni si lograrán mejorar el desarrollo de los menores.
En los resultados de la Cuenta Pública de 2017, el órgano de control estableció que las estancias infantiles sí han logrado mejorar las condiciones de acceso y permanencia en el mercado laboral y para el estudio por parte de madres y padres.
No obstante, la ex Secretaría de Desarrollo Social (ahora Bienestar) no sustentó que los beneficiados se encontraran en situación de carencia o pobreza y con ello no acreditó cómo es que mejoraron su situación.
Por ello, sugiere a las autoridades a focalizar los esfuerzos en la población que más lo requiere y que se evalúe el efecto del programa en el acceso y permanencia de las madres, padres y tutores en el mercado laboral y en la escuela, así como el mejoramiento de sus condiciones socioeconómicas, como resultado de tener a los menores en las estancias infantiles.