Nacional

Registran 200 mil atenciones por aborto

En 30 entidades del País se exige autorización judicial para que mujeres víctimas de violación accedan a un aborto seguro

Reforma
martes, 05 marzo 2019 | 16:52

El sector de salud pública registra, en promedio, 200 mil atenciones anuales por aborto en mujeres de entre 15 y 44 años, de acuerdo con un análisis del IPAS México, organización que trabaja a favor de los derechos sexuales y reproductivos.
Esto representa una tasa promedio de siete mujeres por cada mil que tienen entre 15 y 44 años atendidas por aborto en hospitales de la Secretaría de Salud, estatales, del IMSS e ISSSTE, explicó Raffaela Schiavon, consultora en salud reproductiva de IPAS México.
De las 200 mil atenciones anuales, sólo el 0.23 por ciento corresponde a abortos médicos inducidos legalmente por razones terapéuticas- sin incluir a la Ciudad de México- mientras que el resto se debe a abortos inseguros, debido a que las restricciones legales en los Códigos Penales estatales impiden el acceso a una interrupción segura del embarazo, detalló.
Esta restricción y la desigualdad en el acceso efectivo a la interrupción legal del embarazo se ha traducido en esos años a 2 mil 48 muertes maternas por abortos inseguros, principalmente, afirmó; de éstas, una de cada ocho ocurrió en adolescentes y niñas.
Al presentar la Base de datos de políticas de aborto global de la Organización Mundial de la Salud, Antonella Lavelanet, oficial médica de este organismo, subrayó que mientras más restricciones legales se pongan, más abortos inseguros se registran.
Aunque en la mayoría de los estados del País existen causales para permitir el aborto, indicó, algunos requerimientos pueden actuar como barreras para el acceso a ese servicio.
Por ejemplo, en 30 entidades del País se exige una autorización judicial para que las mujeres víctimas de violación puedan tener acceso a un aborto seguro, y en 23 estados se solicita el mismo requisito para menores de edad.
Esto deja la decisión de acceder al aborto en manos de ministerios públicos o médicos y limita el acceso efectivo.
Además, permite que una una mujer o niña en esas circunstancias pueda ser sancionada si aborta.
La especialista de la OMS sostuvo que las leyes y políticas deben proteger a las mujeres y sus derechos humanos.
"El aborto es un método más seguro que una inyección de penicilina. Para que se protejan los derechos humanos, los gobiernos deben otorgar servicios seguros de aborto", afirmó.