Nacional

Reforzarán Estados y sector privado aplicación de pruebas de Covid-19

Lo harán por iniciativa propia, ya que el Gobierno federal se ha negado a incrementar su aplicación

Reforma

Antonio Baranda, Érika Hernández y Mayolo López
Reforma

miércoles, 03 junio 2020 | 07:30

Ciudad de México.- En la nueva etapa de reapertura tras el confinamiento por Covid-19, Gobiernos estatales anunciaron el reforzamiento de la aplicación de pruebas y corresponsabilizaron en esa tarea a las empresas privadas.

Gobernadores emanados del PRI, PAN, Movimiento Ciudadano e incluso de Morena, incluyeron en sus estrategias de control de la pandemia la aplicación masiva de pruebas con miras a evitar un rebrote.

Coahuila anunció la reciente adquisición de 12 mil pruebas PCR y pretende comprar 6 mil más.

De ese total adquirido, destinó mil 500 a la región de La Laguna para un plan denominado "Comarca Segura" que incluyó pruebas a la población en general mediante unidades móviles y hospitales Covid.

También la Secretaría de Salud de Tlaxcala anunció la adquisición de pruebas de Reacción en Cadena de la Polimerasa (PCR) para intensificar la aplicación.

Otros, como Jalisco, Nuevo León y Sonora hicieron obligatoria la aplicación de pruebas a trabajadores de empresas, como parte de los protocolos sanitarios para la reactivación económica.

Jalisco determinó que en las empresas con menos de 100 empleados se deberán hacer pruebas de Covid-19 a 1 de cada 10 trabajadores, cada 21 días; éstas serán pagadas por el Gobierno del Estado.

En las empresas con más de 100 trabajadores se tendrán que practicar pruebas cada 15 días, también a 1 de cada 10 empleados y, en estos casos, las empresas deberán absorber el gasto con laboratorios acreditados.

Además, Jalisco anunció 26 mil pruebas rápidas (serológicas) de la marca Cellex, que cuentan con el aval de la FDA de EU, para aplicarlas a población abierta mediante el esquema Radar Jalisco. Estas pruebas tuvieron un costo unitario de 638 pesos.

En Sonora, el Gobierno estatal dispuso que las empresas que retomaron actividades tras el confinamiento y que tienen más de 250 empleados, deben hacer pruebas de Covid-19 al 5 por ciento de la planta laboral. En este caso, las pruebas deben aplicarse cada semana a los empleados.

La estrategia de reactivación económica en Nuevo León también contempla la aplicación de pruebas rápidas (serológicas) a trabajadores de empresas, mismas que serían financiadas por las propias compañías.

Nuevo León anunció que guiará su semáforo de reactivación con el resultado que arrojen las más de mil pruebas diarias que ya se aplican en la entidad.

De las entidades morenistas, Tabasco y la Ciudad de México también apuestan al aumento de pruebas en su estrategia de reapertura.

El gobernador tabasqueño, Adán Augusto, estableció que todos los establecimientos y empresas deberán aplicar pruebas aleatorias al 10 por ciento de sus empleados.

En el caso de aquellas con una plantilla laboral menor a 50 personas, la Secretaría de Salud se hará cargo del costo de las pruebas. Con más de 50 empleados, los dueños se harán cargo del costo en laboratorios certificados.

Tabasco calcula aplicar 15 mil pruebas adicionales, considerando que son una entidad con número más elevado de casos.

En la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, informó que a partir del 15 de junio aplicarán el doble de las actualmente realizadas.

"Hasta ahora son 657 por cada 100 mil habitantes, queremos duplicar este objetivo", informó.

También de Morena, el gobernador de Baja California, Jaime Bonilla, ha demando al IMSS que incremente y acelere la aplicación de pruebas.

De los Gobiernos en manos del PAN, en Aguascalientes, Maru Velasco, directora del Área de Prevención y Control de Enfermedades, dijo mantendrán las pruebas PCR en su estrategia dada su eficiente sensibilidad y especificidad.

En Yucatán, se anunció que durante junio se aplicarán cinco veces más pruebas que en mayo en el Laboratorio Estatal de Salud Pública para hacer en promedio 350 diarias.

Esta mañana, frente al presidente Andrés Manuel López Obrador, el Gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, pidió se agilice la entrada de pruebas rápidas.

"Es indispensable, señor presidente, que empecemos a revisar también el ingreso aduanal de las pruebas rápidas; hay algunas que ya se aprobaron, para nosotros serán fundamentales y un auxiliar preventivo muy importante para esta reapertura", dijo.