Reconocen lucha por justicia de mujeres

Tres madres que por años han luchado por obtener justicia por los feminicidios fueron reconocidas por el Senado

Reforma
miércoles, 10 abril 2019 | 21:20
Reforma

Ciudad de México— Tres madres que por años han luchado por obtener justicia por los feminicidios y desapariciones que sufrieron hijas fueron reconocidas por el Grupo de Acción por los Derechos Humanos y la Justicia Social. 

Conmovida hasta las lágrimas al recordar a Pamela Gallardo, Carmela Volante sólo fue capaz de decir que ha sido un arduo caminar sin justicia desde 5 de noviembre de 2017, cuando su hija desapareció en la Ciudad de México.
"Han sido 520 días muy dantescos", completa Esteban, hermano de Pamela.
"Y lo más lamentable es que en todas las autoridades de todos los Estados de México es el mismo operar: simulan, contemplan, contienen y se apretextan, porque lo único que hacen es tener pretextos".
Otra de las galardonadas fue Silvia Vargas Velasco, quien lleva cinco años tratando que las autoridades del Estado de México reclasifiquen el caso de su hija María Fernanda Catalina Rico Vargas, de suicidio a feminicidio.
El cuerpo de la joven fue hallado sin vida el 18 de abril de 2014, en el departamento donde residía con su pareja, a quien ya había dejado.
"Lo de mi hija es un feminicidio. La autoridad no lo quiere entender, acabo de obtener los últimos peritajes con los que les puedo revertir que fue suicidio", dijo.
"Falta que la autoridad quiera seguir empantanando los muchísimos casos de chicas que son encontradas asesinadas, no muertas, asesinadas, empaladas, descuartizadas o aventadas a los ríos o pastizales y que siguen diciendo que son suicidios".
Un caso similar es el que enfrentó Silvia Vargas Velasco, cuando le dijeron el 4 de enero de 2014 que su hija, quien estaba embarazada, se había suicidado en Cuautitlán Izcalli, y al igual que en el caso de María Fernanda, las autoridades perdieron todas las evidencias del supuesto suicidio.
Sólo que a Silvia, luego de exigir que se aclarara el homicidio de su hija, recibió amenazas de un agente del Ministerio Público, de apellido Belmont, tras lo cual en 2017 le secuestraron y mataron a otros dos hijos.
"Sólo he refirmado la indolencia de las autoridades", lamentó.
En el evento, realizado en el Senado de la República, la Comisionada Nacional de Búsqueda de Personas, Karla Quintana, destacó que de los más de 40 mil desaparecidos en el País, el 25 por ciento son mujeres adultas y 9 por ciento niñas menores de edad, cifra que se agudiza en el Edomex, Tlaxcala y Veracruz.
Y reconoció que el problema en México no es el marco legislativo, pues hay sentencias, estándares, leyes, pero no se refleja en la realidad.
"Y sin embargo, y pese a todo el esfuerzo, seguimos aquí porque nos siguen matando", planteó.