Nacional

Queda al frente del sindicato petrolero mano derecha de Romero Deschamps

Manuel Limón Hernández fue reconocido como el nuevo dirigente hasta el 2024

Reforma

Reforma

lunes, 06 enero 2020 | 09:12

Ciudad de México— El liderazgo del sindicato petrolero quedó en las mismas manos... y hasta el 2024.

La Secretaría del Trabajo, a cargo de Luisa María Alcalde, extendió la constancia en la que reconoce la dirigencia de Manuel Limón Hernández al frente del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana.

El nuevo dirigente de los petroleros era secretario del Interior del gremio y mano derecha de Carlos Romero Deschamps, quien renunció como líder nacional de la organización el 16 de octubre del año pasado.

Limón Hernández, diputado plurinominal del PRI por Veracruz, es un veterano en el sindicato y ha sido arropado durante años por Romero Deschamps.

El nuevo dirigente estuvo involucrado en las indagatorias del llamado Pemexgate y de otras investigaciones de corrupción y desvíos al interior del gremio petrolero.

En 2002, un juez ordenó la aprehensión de Limón Hernández y otras cinco personas involucradas en el presunto desvío de mil 100 millones de Pemex al sindicato.

La Secretaría del Trabajo dio constancia a las modificaciones a los estatutos del sindicato para amarrar el cargo de Limón Hernández en el periodo que culminaría Romero Deschamps, es decir 2024, mientras no se controvierta vía jurisdiccional.

Continúa control de Deschamps

El exsenador del PRI mantiene el control del gremio, afirmaron fuentes de la organización gremial.

Tras la separación del cargo, el 16 de octubre, el pleno del sindicato aceptó la renuncia mediante un dictamen del Consejo General de Vigilancia y quedó en su lugar su ex tesorero, Manuel Limón.

El dictamen fue aprobado por dos terceras partes de las 36 secciones del gremio.

Pero, además, las autoridades avalaron cambios a los estatutos para que el nuevo dirigente y los funcionarios del STPRM llegaran al final de sus periodos, es decir, hasta 2024.

"Los cambios a su directiva habían entrañado que su propia pretensión implicase que la función de los directivos haya llegado al final de su periodo, es decir, aquella del Secretario General del Comité Ejecutivo General en términos de las manifestaciones que obran en el acta en comento debe dársele el valor de cierto mientras no se controvierta en vía jurisdiccional conforme a la citada solicitud de modificación de jurisprudencia 14/2009", se indica en la resolución de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), fechada el 9 de diciembre pasado.

"Fue toda una jugada legal y estatutaria, se hizo como lo pidió el patrón y los que quedaron son los mismos. Con Romero mandando desde afuera, el señor Limón todo le consulta y el señor Romero decide", señaló uno de los funcionarios.

En el andamiaje del sindicato figuran además Ricardo Aldana como tesorero del sindicato, exdiputado priista señalado de operar -desde cuentas manejadas por él- recursos millonarios provenientes de Pemex para presuntamente enfrentar la pugna legal en Texas con Arriba Limited.

Dicha empresa demandó en 1986 al STPRM por incumplimiento de un contrato para venderle combustible.

Como parte del litigio, Arriba logró que un juez congelara 40 millones de dólares que el gremio tiene en una cuenta de EU para así intentar cobrarse el adeudo.

Ese dinero, que provenía de Pemex, había sido depositado por Aldana en noviembre del 2000 en Nueva York.

Era fruto de un convenio laboral en el que el STPRM exigió una partida millonaria para enfrentar el litigio con Arriba.

También, figuran Daniel Aguado Rojas como secretario del Exterior y asesor de Romero Deschamps en el Contrato Colectivo de Trabajo apenas el año pasado.

Además, aparecen en la estructura de la cúpula del sindicato petrolero Raúl Ramírez Rangel, Secretario del Trabajo de la organización y Eleuterio de la Rosa como secretario de Organización.

Todos ellos fieles a la figura de Romero Deschamps

"Sigue el apoyo a Romero, de las secciones, de Pemex, de los altos funcionarios del sindicato y sigue siendo el jefe. Eso lo sabemos todos. Romero nunca se fue", añadió el petrolero veterano y activo en el gremio.