Nacional

Prevén deforestar más por refinería de Dos Bocas

Pemex argumentó que la vegetación que será removida es de tipo secundaria

Reforma

Reforma

martes, 27 agosto 2019 | 08:19

Ciudad de México— Para construir la refinería de Dos Bocas en el municipio de Paraíso, Tabasco, se deforestarán otras 131 mil 169 hectáreas de vegetación secundaria de selva mediana subperennifolia, palmar inducido, vegetación secundaria de acahual y dunas.

Tal deforestación se suma al desmonte de 300 hectáreas de selva y manglar que previamente fueron desmontadas como parte de los trabajos de preparación del sitio y que, en su momento, fue sancionado por la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA), tras concluir que el retiro de la vegetación se llevó a cabo sin contar con autorización de impacto ambiental ni cambio de uso de suelo.

De acuerdo con el resolutivo de impacto ambiental para la construcción de la refinería de Dos Bocas, Petróleos Mexicanos (Pemex) pretende remover vegetación que está distribuida en tres polígonos para la instalación de la petrolera.

En conjunto, se prevé retirar 85.541 hectáreas de vegetación secundaria de selva mediana subperennifolia,16.459 hectáreas de palmar inducido, 9.462 hectáreas de vegetación secundaria de acahual y 19.707 hectáreas de dunas.

Pemex manifestó que tramitará el cambio de uso de suelo en terrenos forestales de los polígonos 2 y 3 donde hay presencia de vegetación de selva mediana subperennifolia y el cual incluye 18.02 hectáreas del polígono que previamente fue desmontado, sin autorizaciones vigentes.

En el caso del polígono 2, señaló que el sitio perdió casi la totalidad de la cubierta vegetal por una actividad imputable a un tercero, misma que fue sancionada por la ASEA.

Pemex argumentó que la vegetación que será removida es de tipo secundaria y el corredor biológico constituido por manglar no está sujeto a ningún tipo de aprovechamiento.

"En el caso del terreno que fue despalmado por un tercero, ajeno a Pemex, este fue sancionado por la autoridad ambiental competente. En lo correspondiente al proyecto, se implementarán las medidas ambientales que permitan asegurar el mantenimiento de la biodiversidad y la conservación de los ecosistemas naturales aledaños", señaló la empresa productiva del Estado.

Como medida de mitigación, la ASEA le ordenó implementar un programa de reforestación con acciones que garanticen al menos el 80 por ciento de supervivencia de los individuos establecidos y deberá reportar su desarrollo a lo largo de cinco años.

Hace dos semanas, la ASEA expidió la autorización de impacto ambiental para la construcción de la refinería Dos Bocas, con la condición de que se mantenga la integridad del flujo hidrológico de los humedales aledaños y se cumplan medidas de mitigación para salvaguardar los servicios ambientales y la seguridad de las personas.