PUBLICIDAD

Nacional

Presionan por transgénicos, pero no entrará maíz amarillo: AMLO

López Obrador aseguró que no cederá a presiones de empresas ni políticos de Estados Unidos

Antonio Baranda y Claudia Guerrero
Agencia Reforma

martes, 22 noviembre 2022 | 10:57

Agencia Reforma

PUBLICIDAD

Ciudad de México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que no cederá a presiones de empresas ni políticos de Estados Unidos para aceptar el uso de maíz transgénico en México.

Cuestionado sobre la permanencia del glifosato en la agricultura del país, López Obrador aceptó que su Gobierno no ha podido sustituir el herbicida, pero también existen presiones del extranjero y corporativos que desean mantenerlo, igual que ocurre con el maíz genéticamente modificado.

PUBLICIDAD

Pero aún con las influencias externas, el jefe del Ejecutivo reiteró que se mantendrá firme en impedir ese producto para el consumo humano y, acaso, el maíz amarillo sería para la alimentación de ganados.

"Quisieran que se permitiera la entrada del maíz amarillo con posibilidades de que sea maíz transgénico para consumo humano, y eso no, para consumo humano maíz blanco y estamos viendo lo del maíz amarillo, puede ser para forraje, maíz amarillo no.

"Hay por estás políticas mucho miedo difundido, no vamos a aceptar maíz amarillo, que se sepa", advirtió en su conferencia matutina desde Palacio Nacional.

Afirmó que hay autosuficiencia en maíz blanco y frijol en México, pero además planteó a las autoridades estadounidenses que no se necesitan granos modificados en el País.

"Se lo planteé con mucha claridad en EU al secretario de Agricultura. Y sí, los senadores están presionando en EU, nada más que con todo respeto las políticas de México las decidimos en México, nosotros no vamos a EU a decir qué consumir, no les decimos que no consuman hamburguesas, que son mejor que las tortas".

El pasado 14 de noviembre, los senadores estadounidenses Joni K. Ernst y Charles E. Grassley mandaron una carta a la representante comercial de su país, Katherine Tai, para pedir el inicio de consultas bajo el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) por la prohibición gradual del uso de grano de maíz genéticamente modificado en el país.

En la misiva sugirieron que en caso de que al final del periodo de consultas México no revierta la prohibición, se solicite un panel de solución de controversias.

Desde el inicio de su Gobierno, el presidente se ha pronunciado contra el maíz transgénico y otros productos que califica de agrotóxicos.

Sobre el glifosato añadió este martes que es dañino para la salud, pero el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) desarrolla un proyecto alterno, a diferencia de administraciones anteriores que, según el Mandatario, se favorecía a intereses privados.

"Todavía no está resuelto lo del glifosato, la propuesta que nosotros estamos impulsando es que se vaya eliminando este herbicida porque en efecto está demostrado que daña a la salud, pero es una situación especial, no solo de carácter mercantil, o de predominio económico donde solo está de por medio el lucro", justificó.

"Este herbicida permite la limpia de las plantas, los árboles, quitar la hierba, y no se tiene todavía una opción alternativa, vamos a decir, un producto natural, biológico, que ayude a aligerar y abaratar este procedimiento productivo".

Reconoció que no se ha podido eliminar de manera tajante y recomendó emplear las tácticas de limpia tradicional en el campo con el machete, pese a que no hay jornaleros suficientes.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search