Nacional

Planea López Obrador rifar avión presidencial

Se sortearía en la Lotería Nacional y cada 'cachito' costaría 500 pesos, dijo el mandatario

Reforma

Reforma

viernes, 17 enero 2020 | 06:00

Ciudad de México— El presidente López Obrador planteó la posibilidad de realizar una rifa del avión presidencial, cuyo "cachito" costaría 500 pesos.

Asimismo, se contemplan otras cuatro opciones para sacar la aeronave, tales como la venta a un comprador, el intercambio con el Gobierno de EU por equipo médico, la venta a empresas en 12 partes, así como la renta por hora.

"Una rifa, 500 pesos, 6 millones de cachitos de la Lotería Nacional, a ver lo explicó, estamos hablando de opciones, yo estoy transmitiendo información, la gente va a decidir qué es lo mejor o que resulta, claro que si hoy el comprador que ofrece 125 da los 130 ¡vámonos!", dijo en conferencia matutina.

"Serían 6 millones de números, de cachitos, para que se entienda, a 500 pesos, son 3 mil millones (...) se le daría al que ganara el avión un servicio de operación de uno o dos años, esto es vender los números (...) aún cuando alguien se saque el avión, sería muy lamentable que lo malbaratara, porque, como norma tendríamos que ponerle que si lo vende que cuando menos sea a precio del avalúo, si lo va a rentar, tiene que ser una empresa que se lo administre, ciertas cosas que se van a resolver, son las opciones que tenemos".

El mandatario comentó que la idea de la rifa fue del Gobierno, pero que se ha reunido con empresarios como Carlos Slim, Antonio del Valle y Carlos Salazar para tratar el tema del avión.

"Están en muy buen plan (los empresarios) y de ellos ha salido: bueno, si ayudamos, pero si está actuando con austeridad, cómo nosotros nos vamos a subir a un avión, son respetuosos, no critican a quienes tomaron una decisión, pero es un asunto interesante porque es una concepción faraónica", dijo.

Esta semana, el titular de Banobras, Jorge Mendoza, informó que, al no encontrar compradores, el avión presidencial TP-01 regresará a México para exhibirlo en una subasta de aeronaves oficiales y seguir con su comercialización.