Piden respetar autonomía del Instituto Federal de Telecomunicaciones

Excomisionados del regulador de telecomunicaciones demandaron quitar presiones e intentos de injerencia del poder legislativo y del presidente

Reforma
sábado, 09 febrero 2019 | 06:52

Ciudad de México— Ante el análisis y opinión para autorizar en México la fusión Disney-Fox en el mercado de contenidos en TV de paga, excomisionados del regulador de telecomunicaciones demandaron quitar presiones e intentos de injerencia del poder legislativo y del presidente Andrés Manuel López Obrador, además de que el IFT haga valer su autonomía.

Actualmente, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) realiza los estudios pertinentes y basado en ellos decidirá si aprueba o no la fusión Disney-Fox o bajo qué condiciones, lo que ha motivado declaraciones de diputados y del Presidente de México acerca del riesgo de autorizar la operación en el País.

José Luis Peralta Higuera, excomisionado de la extinta Cofetel, advirtió que con la injerencia de actores políticos y los comentarios del Presidente de México se vulnera la autonomía del regulador.

"Lo que pretende el presidente es tener injerencia en un asunto que es competencia exclusiva de los órganos reguladores.

"(Además), tampoco veo conflicto de interés alguno. De conformidad con la Ley, es durante un año en el que un exfuncionario público debe de abstenerse de participar en algún asunto relacionado con el cargo que dejó", aseveró.

Peralta Higuera advirtió también que el IFT tiene la capacidad legal y el sustento técnico para no dejarse presionar y hacer valer su autonomía.

"Es un tema del mercado de contenidos. Creo que este tema permaneció sin ser analizado durante mucho tiempo. El IFT ahora tiene atribuciones que me parece que debe utilizar para vigilar la competencia en ese tema y con la convergencia tecnológica tiene que analizar el mercado desde dos frentes que son la infraestructura y los contenidos", afirmó Peralta.

Clara Luz Álvarez, también ex comisionada de la Cofetel, señaló que a pesar de que la Cámara de Diputados cite a una reunión al IFT, difícilmente el regulador podrá exponer detalles, puesto que, de hacerlo, podrían ser recusados por las empresas a las que se somete a revisión.

"Jurídicamente, aunque citen al IFT a una reunión de trabajo en la Cámara de Diputados, el presidente del IFT y los comisionados no se podrán pronunciar, ni exponer sus ideas, reflexiones, o los riesgos que existen o no (por la fusión Disney-Fox), porque de hacerlo podrían ser recusados por las partes y se verían impedidos de discutir y votar la concentración", explicó.

Álvarez dijo que, en todo caso, los diputados deben citar al IFT una vez que hayan hecho su análisis técnico y hayan resuelto el asunto.