Nacional

Pide Toledo a diputados no votar por su desafuero

Ha sido víctima de persecución política por parte de la Jefa de Gobierno, señala

Claudia Salazar
Agencia Reforma

martes, 10 agosto 2021 | 13:09

Archivo / Agencia Reforma

Ciudad de México— El petista Mauricio Toledo pidió a sus compañeros diputados de la 64 Legislatura que mañana no voten a favor de retirarle el fuero, pues ha sido víctima de persecución política por parte de la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, y una parte de legisladores de Morena.

En un pronunciamiento público, luego que ayer se aprobó convocar a un periodo extraordinario para debatir su desafuero, Toledo aseguró ser víctima de una campaña de desprestigio, que se ha violado el debido proceso y la presunción de inocencia, y que en forma arbitraria lo quieren someter a un proceso penal que podría privarlo de su libertad.

"Apelo al juicio de mis compañeras y compañeros legisladores y a su conciencia para evitar sentar un mal precedente que más adelante podamos lamentar por no detenerlo a tiempo", expuso.

"Llevarme a un juicio de procedencia con falsedades no sólo vulnera mis derechos más elementales, sino que sienta un peligroso precedente para que después, todos estemos en riesgo de ser acusados maliciosamente por el hecho de ser enemigos políticos de hoy quienes ostentan el poder en la Ciudad de México".

El Pleno de la Cámara de Diputados ha sido convocado para mañana erigirse como Jurado de Procedencia y debatir los casos de desafuero de los diputados Saúl Huerta, acusado de violación a un menor de edad, y Toledo, al que se le fincó el delito de enriquecimiento político.

De acuerdo con información que proporcionó la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México a la Sección Instructora de la Cámara, Toledo tuvo entre 2012 y el 2018 ingresos por 20.8 millones de pesos, pero no ha podido comprobar el origen de 11.4 millones.

Además, la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda ha identificado una red de siete prestanombres para la adquisición de al menos 12 propiedades.

Toledo, reelegido en juno pasado como diputado por el distrito 5 de Puebla, acusó que todo su proceso está plagado de irregularidades, falsedades y violaciones al Estado Derecho.

"Violaciones por un grupo de la fracción mayoritaria en San Lázaro y que me hace responsable de sus fracasos electorales", acusó el ex delegado de Coyoacán, señalado como responsable del boicot a eventos de campaña de Sheinbaum en 2018 en esa demarcación.

En sus argumentos, el también ex perredista señala directamente a la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México de convocar a los vecinos de Coyoacán a presentar denuncias en su contra y por qué delitos hacerlo.

"La titular del Ejecutivo de la Ciudad, a través del diputado Pablo Gómez, instruyó a sección instructora de la Cámara de Diputados para que acelere el proceso de desafuero, cuando, por cierto, la tribuna de la Jefatura de Gobierno debe utilizarse día con día para informar sobre la emergencia sanitaria y la crisis económica, entre otros asuntos de relevancia. Intenta, entonces, convertir a la Jefatura de Gobierno en un sistema inquisitivo para imponer un juicio sumario", aseveró.

El legislador aseguró que se le persigue razones políticas y no hay otra causa ni motivo, pero agregó que tampoco ha tenido espacio para hacer valer su defensa ante autoridades, que no son imparciales.

"En el partido mayoritario hay valiosos compañeros de reconocida trayectoria, que con gran convicción luchan por ensanchar derechos y libertades para México, pero una parte del grupo mayoritario en nada ayuda para que sus objetivos", aseveró.

Se creía que la persecución política estaba extinta, pero, advirtió, esa práctica sigue contra quienes ven como enemigos y no como adversarios.

Según Toledo, la investigación en su contra inició cuando comenzó la campaña electoral, para impedir que fuera candidato.

El diputado exigió que se deje en paz a su familia e hizo responsables a las autoridades de la Ciudad de México de su integridad, porque también ha sido víctima de persecución política.

Asimismo, pidió que cesen las presiones a partidos, actores políticos y a sus colaboradores con motivo de las investigaciones en su contra.

Las cuentas de sus padres, alegó Toledo, están congeladas por la UIF, y en una ocasión fue cateada la casa de uno de sus hermanos, donde agentes ministeriales se llevaron las computadoras de sus sobrinos, en las que seguían sus clases a distancia.

"No temo enfrentar la justicia, al contrario, es mi convicción que esta se aplique. Lamentablemente, en el caso que me ocupa, no hay espacio para ello, pues se trata de una vendetta política, malamente disfrazada de justicia", manifestó, sin precisar si estará presente en la sesión de mañana y si se pondrá a disposición de las autoridades.

close
search