Nacional

Pide Sicilia a López Obrador retomar agenda con víctimas

El poeta invitó a toda la ciudadanía, menos a los políticos, a la movilización que partirá el 23 de enero de la Glorieta de la Paloma de Cuernavaca

Reforma

Reforma

jueves, 09 enero 2020 | 13:11

Ciudad de México— Al detallar la marcha desde Cuernavaca, Morelos, a Palacio Nacional, el activista Javier Sicilia llamó al presidente Andrés Manuel López Obrador a retomar la agenda de verdad y justicia que prometió a víctimas.

El poeta invitó a toda la ciudadanía, menos a los políticos, a la movilización que partirá del 23 de enero de la Glorieta de la Paloma de Cuernavaca.

El 24, explicó, pararán el Coajomulco; el 25 llegarán a la Ciudad de México y el domingo 26 caminarán de la Estela de Luz a Palacio Nacional.

En conferencia de prensa, acompañado de Julián LeBaron y activistas como Mariclaire Acosta y José Antonio Guevara, Sicilia aseguró que la intención de la marcha no es sentar a López Obrador en el banquillo de los acusados o hacer "el caldo gordo" a los conservadores, como dijo el propio mandatario.

"Se trata, por el contrario, de llamarlo a retomar la agenda sobre verdad, justicia y paz, agenda de justicia transicional, que el 14 de septiembre de 2018 asumió en este mismo recinto de cara a las víctimas y a la nación como la agenda prioritaria del país, para que a partir de ella llame a la unidad nacional", dijo.

"Una agenda que, pese a todo y por desgracia, no ha sido atendida en su integralidad por la Secretaría de Gobernación ni, en consecuencia, por el presidente".

Reiteró que el enemigo no es López Obrador ni la cuarta transformación, sino la violencia.

"La verdad que la justicia transicional busca, tiene que ver con la puesta en evidencia de las redes de macrocriminalidad en la que participan criminales, políticos y empresas, de ello nada hay", criticó.

"Nada de una gran Comisión de la Verdad ni de un Mecanismo Extraordinario de Justicia. Lejos de esa verdad, que pide la justicia transicional, el Gobierno pretende reducirla a verdades aisladas que dejan de lado las redes criminales que continúan produciendo horror y muerte".

Para Sicilia, en el primer año de Gobierno, los grandes ausentes fueron la verdad y la justicia.

El activista enlistó cuatro puntos que deberían atenderse para decir que se llega a la justicia, como poner en claro qué y quiénes en el pasado y en el presente, usando las instituciones y las empresas, se han puesto al servicio del horror, saber dónde están los desaparecidos, detener los megaproyectos y descubrir las redes de protección política.

Con la voz quebrada por intentar contener el llanto, Adrián LeBaron, abuelo de cuatro niños que fueron incinerados en Bavispe, Sonara, el 4 de noviembre, convocó a los ciudadanos a tomar un papel más activo y participar en la marcha del 23 de enero.

"Si tengo un pequeñito poder de convocatoria, y si mi corazón sangrando les puede ayudar y si las cenizas de mis hijos les pueden ayudar a elevar este estado de conciencia y de responsabilidad, pues es momento de lavarse las orejas y dejar de tenerlas agachadas", dijo.

En el mismo sentido, Julián LeBaron lamentó que en México mueran 100 personas al día y las autoridades no den respuesta, lo que achacó a la apatía ciudadana.

'Se administra el dolor'

En México, no hay un proceso de justicia transicional, sino una administración del dolor, consideró al activista Mariclaire Acosta.

"La justicia transicional depende de qué tanto se pueden coordinar y actuar de manera sinérgica diferentes mecanismos e instituciones para lograr ese fin que es acabar con la impunidad y lograr que los perpetradores de las atrocidades rindan cuentas y sean sancionados debidamente, y restituirle a las víctimas la dignidad que merecen", explicó.

"Lo que tenemos en México actualmente no es justicia transicional, a pesar de que así se le llame desde las instituciones del Estado, porque no hay una visión de combate a la impunidad, lo que hay es una visión, en el mejor de los casos, de administrar el dolor y la desesperación de las víctimas".