PUBLICIDAD

Nacional

Pide presidenta del Senado discutir aborto como tema de salud pública

Aseguró que de lo contrario se convertirá en un debate que no llegará a ninguna parte

Martha Martínez y Claudia Salazar / Agencia Reforma

miércoles, 25 mayo 2022 | 19:35

Especial / Agencia Reforma | En reunión en Nuevo México, Olga Sánchez Cordero pidió discutir aborto como tema de salud pública y social, apartando enfoques religiosos

PUBLICIDAD

Ciudad de México.— La presidenta del Senado, Olga Sánchez Cordero, pidió discutir la interrupción legal del embarazo como un tema social y de salud pública, porque de lo contrario se convertirá en un debate que no llegará a ninguna parte.

En una reunión con legisladoras de Nuevo México, Estados Unidos, presumió que en el país la despenalización de la interrupción del embarazo ha avanzado desde 2007, cuando fue aprobado en la Ciudad de México.

PUBLICIDAD

Detalló que desde entonces, el aborto ha sido despenalizado en estados como Oaxaca, Veracruz, Hidalgo, Baja California, Colima y apenas este año en Guerrero.

Recordó también que el año pasado, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declaró inconstitucional la criminalización del aborto en Coahuila, lo que abrió la puerta jurisdiccional en esta materia en dicha entidad.

La ministra en retiro reconoció que el tema aún enfrenta obstáculos en el país, entre ellos las inercias de la cultura patriarcal, pero también la ignorancia y los grupos que ven el tema con un enfoque religioso.

Ante ello, Sánchez Cordero pidió debatirlo como un asunto social y de salud pública, porque analizarlo con enfoques religiosos, filosóficos y morales no llevará al país a ningún lado.

"El problema es social y sanitario. Me explico: social, porque criminaliza a las mujeres más pobres entre las más pobres, y sanitario porque la penalización del aborto trae como consecuencia la práctica de la interrupción en clínicas no autorizadas, clandestinas y con consecuencias terribles para la mismísima mujer. ¿Por qué? Porque no debemos poner esta discusión en un debate que no nos va a llevar a ninguna parte", refirió.

Cordero afirmó que esta es la misma visión que sostuvo cuando, como ministra, la Suprema Corte de Justicia de la Nación entró al debate de la despenalización del aborto.

En su turno, Micaela Cadena, integrante de la Cámara de Representantes de Nuevo México, Estados Unidos, reconoció que al igual que en México, en su país, durante mucho tiempo, las mujeres con dinero y recursos han tenido acceso a abortos seguros, mientras que el resto ha tenido que enfrentar discriminación y desigualdades.

En un contexto en el que algunos sectores de Estados Unidos buscan anular el derecho al aborto, la legisladora reconoció que pensaron que este derecho constitucional, vigente desde 1973, sería permanentemente protegido por la Suprema Corte de Justicia.

Indicó que, pese a ser considerado como un estado demasiado latino, católico, pobre y sin educación, Nuevo México ha demostrado que las personas pueden mantener sus creencias y percepciones sobre el tema del aborto y aun así creer que también pueden tomar sus propias decisiones sin la intervención de políticos.

"En Nuevo México hemos demostrado, una y otra vez en nuestro amplio y extenso país, que somos una isla rodeada de estados con cada vez más y más hostilidad de amenazas hacia el acceso del aborto", señaló.

Indicó que están preparadas para lo que se viene encima y en este tema, dijo, hay mucho que aprenderle a México.

"Tenemos mucho que aprender de México y de América Latina en general y de los movimientos liderados por estas mujeres tan brillantes, maravillosas que están hablando y elevando sus voces", refirió.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search