Nacional

Pide fiscal disculpa pública por transfeminicidios

Frente a miembros de la comunidad Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Transgénero, Travesti, Intersexual (LGBTTT+), Godoy reconoció la violencia interinstitucional que ejerció la entonces Procuraduría

Amallely Morales
Agencia Reforma

jueves, 30 septiembre 2021 | 14:23

Ciudad de México.- La fiscal general de Justicia (FGJ), Ernestina Godoy, pidió una disculpa pública por los actos de agravio de la entonces PGJ, tras el primer transfeminicidio, en el que la víctima fue la joven, de 24 años, Paola Buenrostro.

Frente a miembros de la comunidad Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Transgénero, Travesti, Intersexual (LGBTTT+), Godoy reconoció la violencia interinstitucional que ejerció la entonces Procuraduría.

La disculpa fue por falta de perspectiva de género, en el marco de una recomendación de la Comisión de Derechos Humanos (CDH). El mensaje se dirigió a Buenrostro y a su amiga Kenya Cuevas, quien presenció el transfeminicidio de Paola.

"El día de hoy la Fiscalía General de Justicia (FGJ), reconoce públicamente los actos de agravio cometidos en contra de Paolo Buenrostro y Kenya Cuevas. Se violentó el derecho a la identidad de género, a la igualdad y a la no discriminación.

"La Fiscalía reconoce la responsabilidad institucional en las violaciones y ofrezco una disculpa pública a la memoria de Paolo Buenrostro, a su familia, así como a Kenia Cuevas, por la violación a sus derechos humanos, la falta de diligencia, de perspectiva de género y el enfoque diferenciado", dijo Godoy.

Hace cinco años, la mujer fue asesinada, en Juan Aldama, esquina con Puente Alvarado, Colonia Buenavista, a donde esta mañana regresaron autoridades, activistas y expertas para el acto de disculpa pública por el homicidio, que fue el primero que se reconoció como transfeminicidio.

La Fiscal lamentó que, tras el asesinato, la Procuraduría cometió distintas violencias como negligencia para formular la impugnación, errores en el levantamiento de la cadena de custodia, se violentó el derecho a la identidad personal y actos de discriminación contra Kenya por su identidad y labor.

"Quedó acreditado que durante la secuela de investigación hubo diversas omisiones que evidenciaron falta de debida diligencia, que trascendieron en la decisión de no vincular al imputado", aseguró Godoy.

Nashielli Ramírez, presidenta de la CDH, aseguró que las disculpas públicas son actos importantes para la memoria y para reconocer las violencias que se cometieron, aunque por si solas no garantizan el acceso a la justicia.

"Este reconocimiento debe contribuir a que las víctimas puedan construir un futuro de esperanza. Nada en ellas deben ser estigmatizado", afirmó.

El acto, dijo, está orientado a reconocer y restablecer la dignidad de las víctimas, para establecer que la justicia no puede condicionarse a formalismos y otras decisiones como el hecho de haber cambiado de nombre.

De acuerdo con el testimonio de Kenya Cuevas, Paola fue asesinada a balazos después de que un cliente hombre escuchara su voz y descubriera que se trataba de una mujer trans. La CDH comprobó diversas irregularidades en la actuación del personal de la FGJ al investigar el crimen de odio.

Tras la disculpa de Godoy, Kenia emitió un mensaje a su mejor amiga.

"Paola tú muerte nos encontró, ahí estabas tú agonizando sentada en el asiento del copiloto tras los disparos que sonaron adentro del coche estacionado justo aquí.

"Sólo recuerdo mis gritos pidiendo una ambulancia, aquella noche todo fue confuso, pero no olvido aquél rostro de tu agresor, se ha vuelto una sombra", dijo.

Tras el acto de disculpa pública, en el sitio se develó una placa en memoria de Buenrostro, como un altar a la mujer.

close
search