Nacional

Pega Covid a actividad judicial

La pandemia redujo casi a la mitad el trabajo del Poder Judicial de la Federación

Archivo / Agencia Reforma

Víctor Fuentes
Agencia Reforma

miércoles, 16 diciembre 2020 | 07:23

Ciudad de México— La pandemia por Covid-19 redujo casi a la mitad la actividad del Poder Judicial de la Federación (PJF), que entre enero y noviembre tuvo niveles de ingresos y egresos de expedientes no vistos desde 2003.

Lo anterior, derivado del cierre de actividades presenciales entre la segunda mitad de marzo y finales de julio, así como las dificultades para retomar los niveles normales de trabajo en los meses posteriores.

Mientras que entre enero y noviembre de 2019 los tribunales de Circuito y juzgados de Distrito ordinarios recibieron un millón 105 mil 730 nuevos expedientes; este año, la cifra cayó a 611 mil 463, es decir un 45 por ciento menos.

Los egresos, en su gran mayoría sentencias, bajaron 47 por ciento, de un millón 108 mil 948 en 2019 a 592 mil 895 este año.

La última vez que el Poder Judicial tuvo cifras similares en un periodo enero-noviembre fue en 2003, cuando ingresaron 597 mil 452 asuntos y egresaron 596 mil 775.

En esa época, el Consejo de la Judicatura Federal (CJF) tenía presupuesto de 16 mil millones de pesos y administraba 547 juzgados y tribunales, mientras actualmente hay 767, sin contar 86 órganos auxiliares y centros de justicia penal, y el gasto del CJF es de 60 mil millones de pesos.

En abril, el PJF prácticamente desapareció. Los juzgados de Distrito, que habitualmente ingresan 45 mil asuntos mensuales entre amparos, procesos penales y demandas civiles, recibieron 775; los tribunales colegiados de circuito, a los que entran cerca de 35 mil expedientes al mes, admitieron 374.

Para los juzgados de Distrito y tribunales unitarios, la actividad comenzó a normalizarse hasta el regreso presencial generalizado de los empleados, a partir del 3 de agosto. El rezago de los juzgados creció en 50 mil casos, pues cerraron noviembre con 160 mil pendientes y en enero tenían 110 mil.

Los tribunales colegiados, en tanto, pudieron empezar a resolver casos previamente integrados desde mayo, ya que sus magistrados sesionan por videoconferencia, por lo que la pandemia les trajo el beneficio de reducir su rezago en mas de 33 mil asuntos, pero no han logrado alcanzar el nivel de actividad de enero y febrero.

El esquema de guardias, trámite preferente en línea y solo asuntos urgentes que operó de marzo a julio, y que fue reinstaurado la semana pasada en la Ciudad de México ante nuevos brotes de Covid-19, impone severas limitaciones al tipo de litigios que se pueden presentar a los juzgados, sumado a las dificultades de muchos litigantes para hacer uso correcto de las herramientas electrónicas.

La actividad del PJF también disminuyó porque, cuando cierra, también paran casi por completo los tribunales estatales, administrativos y laborales, a los que revisa por medio del juicio de amparo.