Niegan 'niños fantasma' en estancias

Según las denuncias, el censo realizado por la Secretaría del Bienestar ha registrado diversas irregularidades

Reforma
lunes, 08 abril 2019 | 06:30
Reforma

Ciudad Juárez— Madres de niños atendidos en estancias infantiles de diversos estados del País acusaron a la Secretaría del Bienestar (Sebien) de omitir a miles de menores en el censo que les garantiza la entrega de mil 600 pesos bimestrales para sus hijos.

Entrevistadas por Reforma, algunas afectadas reclamaron que jamás fueron censadas y que cuando han acudido a las oficinas de la dependencia para corregir el error les han negado la atención.

Otras denunciaron que los llamados "Servidores de la Nación" fueron a sus domicilios en horas laborales, por lo que al no encontrarlas simplemente las excluyeron del padrón de beneficiarios.

El miércoles pasado, la Secretaría del Bienestar informó que había 97 mil niños "fantasma" en el Programa de Estancias Infantiles para Madres Trabajadoras.

Entre las irregularidades señaladas está que las personas inscritas en el padrón de 2018 del programa, ahora denominado Apoyo para el Bienestar de Niñas y Niños, no vivían en el lugar registrado, no reportaron cambio de domicilio, que existían estancias cerradas o menores que ya no asisten al centro de atención.

Las madres afectadas consideraron que quienes realizaron el censo debieron ir de manera directa a las estancias infantiles para confirmar que los niños no fueran "fantasma".

Exigieron al Presidente Andrés Manuel López Obrador un censo real, que garantice que todas las mamás que estaban en el programa se mantengan.

"Un 'Servidor de la Nación' fue a buscarme al domicilio que había registrado, pero yo ya no vivo ahí porque rentaba, le dejó a mi ex vecina un teléfono, le llamé dos días después y tajante me dijo: 'yo ya entregué la documentación y usted ya no aparece, no puedo hacer nada'", acusó Martha Ávila, mamá soltera de un menor de tres años, cuya estancia está en Durango.

"Esto me parece algo muy lastimoso, cruel, porque entonces no comprobaron que los niños realmente existen, tan fácil que hubiera sido ir a la escuela. No sabía que debía actualizar mi domicilio".

Su hermana está en el mismo caso, mientras que su prima decidió sacar a su niño del centro infantil ante la falta de dinero, debido a que las estancias subieron las tarifas tras el retiro del subsidio gubernamental.

Anteriormente ella pagaba 250 pesos al mes a la estancia, sin embargo, ante el recorte de recursos que hizo el Gobierno federal ahora son 200 pesos semanales, para sumar 800 al mes.

María Elena Solina tiene dos hijos, uno de tres y otro de cuatro años, ambos van a la estancia "Niños Emprendedores", en El Salto, Jalisco, por lo que pagaba 500 pesos al mes y ahora 800.

"En la estancia no han censado a todos los niños, he llamado a un 01800 y me pasan a una oficina donde nadie responde. Es desesperante la situación, no sabemos a quién recurrir", indicó.

Sheila Romero, quien lleva a su hijo de tres años a la estancia "Gotitas de Amor", en Iztapalapa, no entiende por qué en la misma colonia otras madres sí han sido censadas.

"Tengo un puesto afuera de mi casa, sólo me despego cuando voy por la niña o al mercado, y hasta en esos momentos le pido a mis vecinos estar atentos y nada. Es un censo mal hecho, no es justo. Con los niños no se juega", dijo.

Las 10 madres entrevistadas afirman que en las estancias existen casos similares, además de que enviaron a REFORMA 25 videos de otras afectadas.