Nacional

Niega Durango estar adherido al Insabi

Desmiente el secretario general de Gobierno que la entidad forme parte de los 18 que han firmado el nuevo programa de salud

Reforma / Adrián Alanís Quiñones, secretario de Gobierno de Durango

Reforma

miércoles, 22 enero 2020 | 13:00

Ciudad de México— El secretario general de Gobierno en Durango, Adrián Alanís Quiñones, desmintió que la entidad esté entre las 18 que firmaron su adhesión al nuevo modelo del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi).

El funcionario estatal negó la participación de ese Estado, como lo informó ayer el subsecretario de Salud federal, Hugo López-Gatell.

"No se ha podido todavía firmar, lo dará a conocer el señor Gobernador en virtud de que cualquier acción legal que el Gobierno del Estado realice, que sea desde una iniciativa, tiene que ir también la firma del Secretario General", reviró.

"Se debe de analizar bien. Ver qué es lo que más le conviene al Gobierno de Durango y por supuesto a la ciudadanía".

En conferencia matutina, el subsecretario López-Gatell brindó una lista de 18 estados que habrían aceptado integrar este nuevo sistema que sustituye al Seguro Popular, así como otros 14 que están en proceso de unirse.

Pese a ello, Alanís Quiñones insistió que la Administración duranguense sigue analizando lo más conveniente sobre este convenio.

"Nosotros tenemos mucho respeto por el Gobierno federal, sabemos que tiene a su cargo muchos de los programas de carácter nacional como es el caso de salud, se está analizando sin tener pleito, apostándole al diálogo", señaló.

Según la Federación, además de Durango, las otras entidades integradas son Colima, Estado de México, Guerrero, Hidalgo, Oaxaca, San Luis Potosí, Sonora y Zacatecas; gobernadas por el PRI. También, Baja California, Chiapas, Ciudad de México, Puebla, Tabasco y Veracruz, lideradas por Morena; y Querétaro, Quintana Roo y Yucatán, gobernadas por el PAN.

Los estados restantes tienen de plazo hasta el 31 de enero para sumarse al convenio, o bien tomar ellos la responsabilidad de atención médica con recursos provenientes de la Federación.