Narran tensiones para traer a Evo a México

El exmandatario de Bolivia llegaría al país a la 11:00 horas tiempo de la Ciudad de México

Reforma
martes, 12 noviembre 2019 | 09:09
Reforma |

Ciudad de México— Tras relatar las "tensiones" que acontecieron durante el traslado de Evo Morales desde Bolivia, el canciller Marcelo Ebrard anunció que llegará a México a las 11:00 horas -tiempo CDMX-.

En conferencia de prensa en Palacio Nacional, el funcionario explicó que ayer se recibió la comunicación de Morales para aceptar el asilo, tras lo cual el presidente Andrés Manuel López Obrador instruyó el traslado de una aeronave de la Fuerza Aérea para ir a Bolivia.

"Ha sido como un periplo, por diferentes espacios y decisiones políticas", aclaró el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Ebrard explicó que se pidió autorización a Perú para bajar en Lima, a la espera de conseguir las autorizaciones en Bolivia, donde enfrentaron una serie de problemas, porque "no está claro quién decide qué" en el país.

Al final, refirió, se otorgó el permiso, la aeronave despegó de Lima y cuando se llegó al espacio aéreo de Bolivia no hicieron válido el permiso, por lo que la aeronave tuvo que retornar a la capital peruana.

Al final, por la intervención de funcionarios de la SRE, el Comando de la Fuerza Aérea de Bolivia otorgó el permiso.

"Lo que dice quién tiene el control (del Gobierno) en Bolivia", advirtió.

Indicó que finalmente la aeronave llegó a territorio boliviano y la ruta de retorno era la misma, pero ya cuando iba a despegar, el Gobierno de Perú comunicó que por valoraciones políticas había suspendido el permiso.

"Fue muy difícil y muy intenso, porque en el aeropuerto estaban los simpatizantes, alrededor del aeropuerto, y al interior las Fuerzas Armadas de Bolivia. Fue el periodo de mayor tensión, pero se tuvo que conseguir un plan B, ya estando Evo Morales en el avión de la Fuerza Aérea (...) fue el peor momento, por supuesto", reconoció.

Se habló con Paraguay, para lo cual se contó con la ayuda del Presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, y el Canciller de ese país no tuvo inconveniente de que se volara a Asunción para recargar combustible y hacer los trámites correspondientes.

Sin dar el nombre, Ebrard destacó el desempeño del general de la Fuerza Aérea Mexicana a cargo de la aeronave.

"Es un profesional, una sange fría, fuera de serie, por su habilidad para poder hablar con la contraparte", dijo.

Volvió a intervenir la Embajada de México en Bolivia, mencionó, porque ya no se iba a permitir la salida.

"Por un milimétrico espacio se dio la salida", sostuvo.

De nuevo se pidió a Perú pasar por su espacio aéreo, y al Canciller de Ecuador recargar combustible, lo cual fue autorizado, sin embargo, Bolivia ya no dio permiso para usar su espacio aéreo.

Por lo que, narró Ebrard, intervino el Embajador de Brasil y por la madrugada se consiguió el permiso para volar sobre ese país, de ahí a Perú, cruzar por Ecuador y llegar a la Ciudad de México.

El avión despegó a las 2 de la madrugada y, aunque en un principio Ebrard señaló que se tuvo que rodear Ecuador, porque ya estando en vuelo se informó que no había permiso, más adelante en la conferencia, el Canciller fue informado de que sí se permitió usar espacio aéreo ecuatoriano.

El secretario aseguró que será Evo Morales el que explicará los motivos de sus decisiones.

"Voy a ir a recibirlo y le tendré que consultar, no sé qué planes tiene, si quiere tener una reunión con los medios, esa sería una decisión de él... pero este hombre lleva unos días terribles, será una decisión de él si hoy mismo quiere hacerlo", expresó.

Ebrard dijo que por razones de seguridad no se revelará el lugar de su residencia.

"Estamos a cargo de su seguridad, como cualquier otra persona que tenga asilo en México", expresó.