PUBLICIDAD

Nacional

Narran explosión en hospital en Gaza: 'Ocurrió de repente'

Los trabajadores de emergencia estaban recogiendo cadáveres y restos en un esfuerzo por identificar a los muertos

The New York Times

jueves, 19 octubre 2023 | 14:53

The New York Times

PUBLICIDAD

Sameh al-Jaroosha estaba sentado en el borde del patio cubierto de hierba del hospital Ahli en la ciudad de Gaza el martes por la noche. Hablaba con una personas que recién había conocido y que se encontraba entre los miles de residentes palestinos de la ciudad que buscaban refugio allí con la esperanza de que fuera más seguro que quedarse en casa. 

Entonces algo ocurrió cerca que provocó una explosión en toda la zona y mató a cientos de personas. Sameh, de 17 años, escapó con quemaduras y heridas de metralla.

"Ocurrió de repente", dijo en el hospital Shifa de la ciudad de Gaza, donde estaba siendo tratado. "Directamente sobre la gente".

El miércoles se hicieron más evidentes los efectos devastadores de la explosión en el hospital.

Los coches quedaron carbonizados en un estacionamiento. El patio estaba lleno de mantas y mochilas ensangrentadas. La ropa quedó desgarrada donde yacían decenas de cadáveres. El olor a sangre y metal quemado flotaba en el aire.

Los trabajadores de emergencia estaban recogiendo cadáveres y restos en un esfuerzo por identificar a los muertos.

Los funcionarios palestinos señalaron que fue por un ataque aéreo israelí, afirmación que fue cuestionada por las Fuerzas de Defensa de Israel, que dijeron que fue causado por un cohete errante disparado por la facción armada palestina Yihad Islámica en la Franja de Gaza.

Los funcionarios estadounidenses señalaron que tienen múltiples fuentes de inteligencia, incluidos datos de satélites infrarrojos, que indican que la explosión fue causada por el lanzamiento de un cohete o misil desde posiciones de combatientes palestinos dentro de Gaza.

El relato de ninguna de las partes pudo verificarse de forma independiente y el número exacto de muertos no quedó claro. El Ministerio de Salud de Gaza dijo el miércoles que al menos 471 personas murieron.

La Diócesis Episcopal de Jerusalén, que administra el hospital Ahli, dijo que la administración del hospital había recibido al menos tres advertencias del Ejército israelí para evacuar sus salas el sábado, domingo y lunes.

El Arzobispo de la diócesis, el reverendo Hosam Naoum, afirmó que las advertencias fueron emitidas mediante llamadas telefónicas y mensajes de texto directamente a su administración y eran independientes de las advertencias generales dadas a más de un millón de residentes del norte de la Franja de Gaza.

El Ejército israelí reconoció que llamó al hospital en los últimos días, pero subrayó que era parte de un esfuerzo más amplio para alentar a los residentes y líderes comunitarios en el norte de Gaza a huir hacia el sur, lo que indicaba que se avecinaba una invasión terrestre.

La llamada no fue para advertir sobre un ataque específico al hospital, dijo el teniente coronel Amnon Shefler, portavoz militar. El hospital "no era de ninguna manera un objetivo", añadió.

Tras el primer aviso, el personal del hospital avisó a las aproximadamente 5 mil personas que se refugiaban allí. La mayoría se fue y sólo quedaron unos 200, dijo Naoum. Pero al día siguiente, muchos regresaron al no haber encontrado un lugar más seguro mientras los ataques aéreos azotaban la ciudad.

"Cada vez que hay bombardeos, cada vez que hay un ataque aéreo, la gente huye al hospital", dijo Naoum. "Este es un santuario para ellos".

Las advertencias no disuadieron a Sameh y su familia de buscar refugio allí. Se habían unido a los miles de personas que huyeron de sus hogares en otros lugares de la ciudad de Gaza para buscar refugio en medio de 11 días de ataques aéreos israelíes en la Franja de Gaza.

El intenso bombardeo israelí de Gaza comenzó el 7 de octubre en respuesta a un ataque sorpresa de Hamas que mató a aproximadamente mil 400 personas en Israel.

Desde entonces, los palestinos en Gaza han descubierto que ningún lugar es seguro, ya que casas, mezquitas, escuelas y hospitales han sido atacados. Según el Ministerio de Salud de Gaza, más de 3 mil 500 palestinos han muerto desde que comenzaron los ataques.

El sábado, dos proyectiles israelíes impactaron en el mismo hospital que fue alcanzado el martes por la noche, dañando el cuarto piso, que albergaba un centro de diagnóstico y las unidades de ultrasonido y mamografía, según la administración del hospital. Sin embargo, el Ejército israelí negó haber atacado esa zona el sábado.

Sameh narró que él y su familia huyeron de su casa en la ciudad de Gaza por temor a que pudiera estar en peligro por los cohetes israelíes, y se fueron a vivir con una tía. Pero luego les preocupó que su casa también estuviera amenazada, por lo que acudieron al hospital.

Allí encontró a muchos otros palestinos desplazados en Gaza alojados en el patio, la biblioteca y la iglesia.

"Sentimos que era seguro y dijimos que sería seguro para los niños pequeños", dijo acostado desde su cama de hospital.

Pero el martes por la noche, el patio del hospital, donde apenas unas horas antes los niños jugaban junto con el personal médico, se convirtió en el escenario de una matanza.

"Todavía hay muchos cadáveres que no han recogido", dijo Amir Ahmed, paramédico de la Media Luna Roja Palestina en la ciudad de Gaza. "Hay demasiados cadáveres".

Ahmed contó que todas las víctimas serían enterradas en una fosa común en un funeral el miércoles.

"Existe una gran posibilidad de que simplemente pongan un número" en las bolsas para cadáveres sin ningún nombre, añadió Ahmed, "porque muchas están hechas pedazos".

Según las Naciones Unidas, aproximadamente la mitad de la población de Gaza, de más de dos millones de palestinos, ha huido de sus hogares desde que comenzó el bombardeo israelí.

Muchos han buscado refugio en los pasillos y patios de los hospitales, creyendo que allí serían menos vulnerables.

Pero ellos también corren el peligro de quedar atrapados en la violencia.

Además del hospital de Ahli, el Ejército israelí advirtió a varios otros hospitales en la ciudad de Gaza en el norte y otros en el sur de Gaza que evacuaran antes de una invasión terrestre anticipada.

El hospital de Ahli reanudó sus operaciones cuando el interior de sus edificios sufrió un impacto mínimo por la explosión.

Muchos de los muertos en el hospital eran mujeres y niños, dijo el Doctor Ashraf al-Qudra, portavoz del Ministerio de Salud en Gaza. Señaló que los médicos de otro hospital de la ciudad de Gaza ahora estaban operando a los pacientes en el suelo o en los pasillos, a menudo sin anestesia.

"El repentino aumento de cientos de víctimas con lesiones complejas superó con creces las capacidades de los equipos médicos y de las ambulancias", afirmó en un comunicado.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search