Lanzará NASA nanosatélite mexicano al espacio

AztechSat-1 es el primer proyecto nacional que realmente licencia a un satélite para ponerlo en el espacio

Reforma
martes, 03 diciembre 2019 | 08:23
Reforma |

Ciudad de México— Mañana, a las 11:45 horas de la Ciudad de México, la NASA lanzará al espacio el AztechSat-1, el primer nanosatélite totalmente mexicano.
El dispositivo, que fue diseñado y construido por un grupo de estudiantes y profesores de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), será enviado en una misión operada por la empresa SpaceX desde las instalaciones de la agencia espacial estadounidense, con sede en Cabo Cañaveral, Florida.
"Hay otros países en América Latina que también ya comenzaron esta carrera espacial, y México está trabajando de manera conjunta con la NASA. Va a ser un detonante muy importante el lanzamiento del AztechSat-1", aseguró Héctor Simón Vargas Martínez, director científico del proyecto.
Además, según añadió el académico de la UPAEP, se trata de un desarrollo 100 por ciento original, ya que está resolviendo un problema actual que presentan estos pequeños satélites de formato CubeSat: sólo se comunican a tierra por medio de sus estaciones terrestres.
La misión de AztechSat-1, en cambio, es establecer comunicación con toda la constelación de satélites de GlobalStar con el fin de mejorar el tránsito de datos hacia el planeta, esto sin tener que pasar por estaciones terrestres, lo cual implicaría un ahorro de recursos.
El nanosatélite comenzó a desarrollarse en julio de 2017, tras ganar la UPAEP una convocatoria de la Agencia Espacial Mexicana (AEM), y en su concepción trabajaron 74 alumnos de licenciatura y posgrado, así como 12 académicos de la Universidad, conformando un equipo que contó con la asesoría de investigadores de la NASA.
Anteriormente, según recordó Vargas Martínez, en los años 90, hubo una iniciativa de crear un satélite experimental mexicano, llamado Satex, en un proyecto que estaba liderado por el Instituto Politécnico Nacional, la UNAM y la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, pero, aunque se llegó al diseño, nunca se concretó.
"AztechSat-1 es el primer proyecto nacional que realmente licencia a un satélite para ponerlo en el espacio, ya que se consiguió el permiso de la Unión Internacional de Telecomunicaciones", indicó el doctor en Matemáticas.
Carlos Duarte, coordinador general de Formación de Capital Humano en el Campo Espacial de la AEM, afirmó que este desarrollo es un gran precedente, y que busca sentar las bases para que México se convierta en un líder futuro de desarrollo espacial, por lo que toda la información derivada del AztechSat-1 será libre, con la idea de que sirva de guía a otras instituciones educativas nacionales.
En cuanto al costo del AztechSat-1, Duarte indicó que fue de más de 400 mil dólares, los cuales se han cubierto entre la NASA, la AEM y la UPAEP.
La agencia estadounidense, explicó, aportó los cerca de 100 mil dólares que cuesta el lanzamiento, y los 40 mil por el costo de las pruebas ambientales, mientras que la UPAEP ha invertido alrededor de 200 mil dólares en la compra componentes, desarrollo de infraestructura y viáticos.
Por su parte, la AEM, a través de un fondo de Conacyt, aportó 100 mil dólares.
Al llegar al espacio, el AztechSat-1 será monitoreado por el equipo de la UPAEP a través de un software de simulación para valorar su funcionamiento.


Y van por el AztechSat-2
Con aval de la AEM, los investigadores ya prospectan una constelación de nanosatélites mexicanos que monitoreen especies marinas en riesgo por el cambio climático.
De acuerdo con Vargas Martínez, se trata del proyecto AztechSat-2, en el cual colaboran la UNAM, el IPN y las universidades autónomas de Zacatecas y Chihuahua, instituciones que ya están desarrollando nanosatélites.
"Vamos a seguir a las especies mamíferas marinas, porque están dando mucha información de cómo está cambiando el ambiente, cada vez más, con los huracanes, las tormentas, las lluvias; todo se está destrozando. Estamos viendo cómo están cambiando realmente los océanos y el monitor principal son estas especies", explicó.
"Además, esas especies se están extinguiendo por lo mismo; cambian su hábitat, tienen que emigrar a alguna parte. La pregunta es dónde, por qué, y para eso se requiere una constelación que esté monitoreando".