Lamenta López Obrador emboscada contra policías en Michoacán

El mandatario acusó que en gestiones pasadas se dejó crecer la violencia con estrategias equivocadas

Reforma
martes, 15 octubre 2019 | 07:16
Reforma |

Ciudad de México— El presidente Andrés Manuel López Obrador lamentó la muerte de 13 policías estatales en la emboscada perpetrada ayer por un grupo armado en Aguililla, Michoacán.

"Es lamentable esta emboscada a policías estatales en Aguililla, el secretario de la Defensa les va a informar el día de hoy", dijo en conferencia mañanera.

"Es muy lamentable lo que sucedió, no lo deseamos. Es un proceso, vamos avanzando con mucha firmeza, esa es una zona violenta y vamos a seguir atendiendo las causas que originan esta descomposición social, para nosotros es muy importante que haya bienestar, que se pueda conseguir la paz con justicia y también con eficiencia en la actividad de protección a los ciudadanos, con la Guardia Nacional, con buena coordinación con los estados y evitando que la autoridad se mezcle con la delincuencia, procurando que no haya contubernio y que las bandas no tengan protección de las autoridades".

El mandatario acusó que en gestiones pasadas se dejó crecer la violencia con estrategias equivocadas.
"Yo quisiera que se avanzara más en esta materia, estamos dedicados a atender este asunto, pero lo dejaron crecer mucho, avanzó mucho y hubieron estrategias equivocadas, queriendo enfrentar la violencia con la violencia y todo lo que ya sabemos que ha sido errático y doloroso", señaló.
Por su lado, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, aseguró que no quiso normalizar violencia en Michoacán, luego que señalara que fue una "circunstancia" como las que se dan todos los días en el país.
"No quise decir que no lo lamentaba, por supuesto que lo lamento, simplemente se sacó de contexto (...) lo que dije es que tenemos muchos eventos en el País, pero no dije normalizar", afirmó.
Ayer, un convoy policial se dirigía a cumplir una orden judicial por un tema de violencia familiar, cuando fue sorprendido por un grupo de sicarios en el tramo carretero Aguaje-Aguililla, lo que dejó 13 agentes muertos y tres heridos.
Varias patrullas de la Policía Estatal fueron incendiadas tras el ataque armado, el cual presuntamente fue perpetrado por integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).
La Secretaría de Seguridad estatal afirmó que tras los hechos se reforzaron las labores de prevención y vigilancia en el municipio.