La escena más cruda de la crisis migratoria

La imagen de los cadáveres de un padre y su bebé en el río Bravo recuerda al niño sirio Aylan Kurdi, cuyo cuerpo fue localizado en una playa turca en 2015

Reforma
martes, 25 junio 2019 | 07:06

Matamoros— La cara más trágica de la crisis migratoria emergió: los cuerpos de nueve personas, entre ellas tres bebés y un niño, fueron hallados entre el miércoles y ayer en tan sólo tres sectores de la frontera con Texas, donde intentaron cruzar a Estados Unidos sin documentos.
En un caso que exhibe el drama de los miles de centroamericanos que están migrando para pedir asilo en Estados Unidos, los cuerpos ahogados de una bebé y su padre, ambos de El Salvador, fueron recuperados ayer del río Bravo, en Matamoros.
La escena con los cadáveres recuerda al niño sirio Aylan Kurdi, cuyo cuerpo fue localizado en una playa turca en 2015, cuando su familia pretendía migrar a Europa.
También al menor cuyo cuerpo fue encontrado a las orillas de una playa en la isla griega de Lesbos en octubre de 2015, luego que la embarcación en la que viajaba se hundió.