Nacional

La Conquista fue un fracaso: AMLO

El presidente consideró que no debe verse a Hernán Cortés como un 'demonio'

Antonio Baranda
Agencia Reforma

viernes, 13 agosto 2021 | 11:05

Alejandro Mendoza / Agencia Reforma

Ciudad de México— El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que la Conquista española fue un "rotundo fracaso", aunque consideró que no debe verse a Hernán Cortés como un "demonio".

"Este desastre, cataclismo, catástrofe, como se le quiera llamar, permite sostener que la Conquista fue un rotundo fracaso", aseveró al encabezar la ceremonia titulada "500 años de resistencia indígena".

"De qué civilización se puede hablar si se pierde la vida de millones de seres humanos y la nación, el imperio o la monarquía dominante no logra en tres siglos de colonización ni siquiera recuperar la población que existía antes de la ocupación militar".

En el Zócalo capitalino, donde se instaló una maqueta monumental de lo que fue el Templo Mayor, el Mandatario federal sostuvo que la Conquista y la colonización son también signo de atraso.

"En suma, la Conquista y la colonización son signos de atraso, no de civilización, menos de justicia; sólo pensemos que en nuestro País durante la Revolución, por violencia hambre y también por epidemias, perdieron la vida un millón de mexicanos.

"Sin embargo, en 1930, con sólo 20 años transcurridos, ya se tenía de nuevo la población de 1910", señaló.

La gran lección de la llamada Conquista, abundó López Obrador, es que nada justifica imponer por la fuerza a otras naciones o culturas un modelo político, económico social o religioso, en aras del bien de los conquistados o con la excusa de la civilización.

"Las Conquistas, las invasiones, las guerras, siempre serán un riesgo para la humanidad, además del agravio principal traen consigo afectaciones culturales sociales y daños colaterales", advirtió.

"Suele pasar que la ambición y la tristeza viajan, viven y duermen juntas; políticos, monarcas y hombres de Estado no deben omitir estas lecciones que surgen de amargas realidades y se convierten en enseñanzas después".

López Obrador urgió a todos a hacer el compromiso de la no repetición, a fin de no replicar los mismos errores y "horrores", y poner fin a los anacronismos y las atrocidades.

"Ojalá todos hagamos el compromiso de la no repetición, de no repetir los mismos errores y horrores, pongamos fin a esos anacronismos, a esas atrocidades. Y digamos nunca más a una invasión, una ocupación o una conquista, aunque se emprenda en nombre de la fe, de la paz, de la civilización, de la democracia, de la libertad, o más grotesco aún, en nombre de los derechos humanos", añadió.

'No debemos aceptar que el poder militar, la fuerza bruta, triunfe sobre la justicia. Debemos en cambio procurar que desaparezca de la faz de la tierra la ambición, la esclavitud, la opresión, el racismo, el clasismo y la discriminación, y que sólo reine e imperen la justicia, la igualdad, la paz y la fraternidad universal".

'Cortés no es el demonio'

El presidente afirmó que, si bien Cortés era un militar desalmado, no debe verse como un "demonio", pues era un hombre de poder que supo aprovechar las circunstancias para apoderarse de los tesoros de las culturas prehispánicas.

"Tampoco debe verse a Cortés como un demonio, era simplemente un hombre de poder, un militar con valor, aplomo, un militar desalmado, un político audaz y ambicioso, de fortuna", dijo.

"Que hábilmente aprovechó las divisiones y las debilidades de los mexicas para imponerse con discursos, argucias, terror y violencia hasta conseguir apoderarse del anhelado tesoro en oro y plata de Tenochtitlan".

El Jefe del Ejecutivo coincidió en que, haciendo a un lado justificaciones de toda índole, el motivo primordial de la expedición española fue el afán de riqueza.

También pidió perdón a las víctimas de la "catástrofe originada por la ocupación militar" española en el territorio de lo que hoy es México, y el resto de Mesoamérica.

close
search