Nacional

Informales ya aceptan cobro con tarjeta de crédito

Comerciantes se actualizan en cuestión de pagos

Reforma
jueves, 14 marzo 2019 | 08:46
Reforma

Ciudad de México— En la Cuauhtémoc, no hay quien pueda con los ambulantes.
Las jardineras que puso la Alcaldía en 2016 para evitar que se instalara el comercio informal no los vencieron y, ahora, hasta ofrecen manicura y pedicura en plena banqueta ¡y aceptan cobro con tarjeta de crédito!
Durante un recorrido, Reforma contabilizó 50 puestos de diferentes giros en la cuadra conformada por las calles Insurgentes, Tlaxcala, Chilpancingo y Baja California.
Sobre la acera de Insurgentes, el espacio para el paso de peatones es mínimo, ni siquiera es posible que dos personas caminen hombro con hombro, debido a la presencia de jardineras y puestos ambulantes.
Aún es peor cuando alguien transita con un diablito o bicicleta, pues se forma un cuello de botella en el que, incluso, peatones deben "entrar" a los locales establecidos mientras otros caminantes liberan el paso.
A esto hay que añadirle, se corroboró, las malas condiciones en las que se encuentra la banqueta, pues es otro factor que complica la movilidad en el sitio.
"Ni para decirles algo, son bien violentos.
"Temprano (antes que lleguen) limpiamos nuestro cacho y en todo el día ni nos acercamos", comentó Isabel, trabajadora del perímetro.
La instalación de los puestos inicia hacia las 10:30 horas, pero es para las 13:00 horas cuando todos están colocados.
Otro trabajador que prefirió reservar su nombre lamentó que las autorizadas no hayan logrando poner orden en la zona y reprochó que si se llegase a presentar una emergencia no habría espacio para actuar.
"Imagine que tenemos un incendio o tiembla otra vez, ¿por dónde entran los bomberos?", cuestionó el joven.
Accesorios para teléfonos, zapatos, lentes y cinturones son principalmente los productos que se ofertan en la escuadra de Insurgentes y Baja California.
En tanto, en Tlaxcala y Chilpancingo predominan los puestos de comida: carnitas, tortas, hamburguesas, quesadillas y mixiotes, con tanques de gas junto a los comensales.
Además, los ambulantes estacionan sus vehículos en cajones del programa Ecoparq sin pagar el parquímetro, pues no se advirtió que los tuvieran el boleto en el parabrisas.
En abril de 2018, la Secretaría de Gobierno y la Policía capitalina realizaron el retiro del comercio informal en las inmediaciones del Metro Chilpancingo y los puesteros se movieron a calles secundarias de la Roma Norte e Hipódromo.
En el lugar hubo presencia policial para inhibir su regreso, sin embargo, de nueva cuenta se apropiaron del espacio público.