Nacional

Impulsan regulación para uso de plástico

La iniciativa busca establecer esquemas para disminuir el consumo, reutilizar, reciclar, compostar y procurar la recirculación

Reforma
domingo, 17 marzo 2019 | 10:00
Reforma

Ciudad de México— La contaminación generada en México por la producción de al menos siete millones de toneladas de plásticos al año, es discutida en el Senado de la República con el objetivo de alcanzar un Acuerdo Nacional de la Nueva Economía del Plástico.
Un grupo de organizaciones de la sociedad civil, legisladores y representantes de la industria, iniciaron el cabildeo, que se prevé prolongar durante marzo y abril bajo la perspectiva de parlamento abierto, para definir una nueva regulación de la industria plástica.
La regulación busca establecer esquemas para disminuir el consumo de plásticos, reutilizar, reciclar, compostar y procurar la recirculación.
"Queremos hacer una legislación integral que va a significar actualizar desde leyes fiscales hasta la ley de educación, desde leyes relacionadas con el medio ambiente hasta reglamentos o disposiciones administrativas de la Secretaría de Economía.
"Este parlamento abierto derivó en asumir los compromisos que la fundación Ellen McArthur le planteó a las naciones y a los industriales para un acuerdo global por la economía circular del plástico", explicó el senador Jorge Carlos Ramírez Marín, vicepresidente de la Mesa Directiva del Senado.
El senador, quien forma parte de las mesas de trabajo de cabildeo, explicó que la discusión sobre la nueva regulación analiza aspectos como la economía circular del plástico, educación, responsabilidad extendida y etiquetado.
Actualmente 12 estados ya cuentan con una regulación de los plásticos, lo cual consideró afortunado para avanzar en la aprobación del Acuerdo Nacional que podría aprobarse en este periodo legislativo.
"Para nosotros representa un aliciente porque quiere decir que habrá un gran respaldo a las disposiciones federales que tome el Congreso, este es un tema de toda la Mesa Directiva del Senado y de la Comisión de Medio Ambiente", señaló Jorge Carlos Ramírez.
Miguel Rivas Soto, coordinador de la campaña de Océanos en México de Greenpeace México y quien participa en el cabildeo, expuso que una legislación integral debe regular tres puntos: definir que la responsabilidad de origen es del productor, prohibir plásticos innecesarios como bolsas, popotes, desechables y el unicel.
Así como garantizar un manejo de los residuos con una visión de basura cero en donde los artículos que no puedan ser ingresados a un modelo de economía circular, no deberían producirse.
"Son las empresas quienes tienen que hacerse cargo de lo que producen, no puede ser que las personas hoy se hagan responsables de una gran cantidad de artículos que si van al supermercado, no les queda de otra más que simplemente llevárselos a casa.
Nosotros esperamos que en abril el Senado ya tenga una ley que complemente lo que los estados están haciendo y que no sea una ley regresiva. Si esta ley va apostar al reciclaje, si lo va poner como una opción ambiental, entonces la industria dice yo puedo producir el doble o el triple de plástico porque voy a reciclar", apuntó.
De acuerdo con Greenpeace México, el 48 por ciento de los plásticos que se producen en el País es destinado a envases y embalajes que no siempre terminan siendo reciclados.
En tanto, la vida útil de los popotes es de 10 a 15 minutos en promedio y las bolsas de plástico tiene una vida útil de apenas 12 minutos.
"Los mexicanos consumimos 48 kilogramos de plástico al año y en el caso particular de las bolsas, se calcula que se usan aproximadamente 2 bolsas diarias por persona", agregó Rivas.
Desde el año pasado, Greenpeace México impulsa que los estados cuenten con iniciativas para regular el plástico logrando que hasta ahora,12 entidades ya cuenten con algún instrumento, además de 3 iniciativas municipales y 4 estados con intención de regular.
El principal desafío, subraya Rivas, es cambiar el modelo cultural del empresario para dejar de producir plásticos y que los consumidores cambien sus hábitos de consumo para consumir menos plástico.