Nacional

Harán nuevas pruebas a detenidos por caso Ayotzinapa

Omar Gómez, quien encabeza la unidad que investiga el hecho, explicó que esto se realizará a través de peritos independientes

Reforma

miércoles, 18 septiembre 2019 | 20:22

Ciudad de México— Como parte de las acciones que realizará la Unidad Especial de Investigación y Litigación para el Caso Ayotzinapa, de la Fiscalía General de la República (FGR), se practicarán nuevos Protocolos de Estambul a los detenidos para determinar si fueron torturados.

En entrevista, Omar Gómez, quien encabeza la unidad, explicó que esto se realizará a través de peritos independientes.

"Parte de las acciones que yo voy a hacer, por ejemplo en el área de la tortura, van a ser protocolos de Estambul a los detenidos, a las personas que en su momento alegaron tortura, vamos a practicarles protocolos de Estambul, necesitamos saber quiénes hicieron ese tipo de conductas, dónde se hicieron, por qué se hicieron", explicó.

"Hemos hecho un acuerdo con la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, que sabemos que tiene un grupo de peritos independientes que van a estar con nosotros practicando los protocolos y eso le va a dar otro matiz".

Luego de la reunión privada que sostuvo junto al Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, con los padres de los normalistas desaparecidos, Gómez explicó que dejarán de lado las pruebas que fueron desechadas por el Tribunal Colegiado de Tamaulipas.

"Hay que sanear la investigación, hay muchas cosas que posiblemente no te sirven, pero hay pequeños indicios que puedes rescatar de algunas declaraciones y te pueden ayudar para ir mezclando con otra información para hacer más complejas y completas las líneas de investigación", explicó.

"Nosotros nos regresamos al momento en que los estudiantes fueron detenidos por policías, tanto en Juan N. Álvarez como en Puente del Chipote y a raíz de ahí empezamos a jalar, por eso es que regresamos a la base".

Omar Gómez, quien hoy comenzó a dar entrevistas a medios de comunicación, explicó que en la unidad que dirige tiene 50 funcionarios a su cargo, y concentró los cinco aspectos de la investigación: las torturas, los malos tratos a los detenidos, las vistas de las irregularidades que se cometieron funcionarios en el pasado, los procesos penales y la búsqueda.

Sobre un posible destino de los normalistas o el móvil que generó el ataque, el Fiscal del caso indicó que seguían investigando, por lo que indagan varias líneas de investigación, rebotando como base lo que hizo el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) y considerando el trabajo de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

"En la investigación hay buenas pruebas, buenos indicios, buenas inspecciones, vamos a ir sacando pruebas que no sirvan, que sean ilícitas, el saneamiento y después a empezar a reconstruir, unas líneas de investigación que sean claras, objetivas, fuertes, que no estén sustentadas solamente en declaraciones sino que tengan pruebas objetivas al lado", dijo.