Nacional

Harán memorial en Tlahuelilpan

Para ello, la Secretaría de Gobernación adquirió un terreno en la “zona cero” o sitio del incidente

Reforma

domingo, 19 enero 2020 | 06:00

Ciudad de México— A un año de que se registrara una explosión en una toma ilegal en un ducto de Petróleos Mexicanos (Pemex) en el municipio de Tlahuelilpan, Hidalgo, el Gobierno federal colocó la primera piedra de un memorial que honrará a 137 fallecidos.

Para ello, la Secretaría de Gobernación adquirió un terreno en la “zona cero” o sitio del incidente.

En el evento “Ceremonia de Remembranza Colectiva a un año de la Explosión de un Ducto de Pemex”, el Delegado Federal de Programas para el Desarrollo en Hidalgo, Abraham Mendoza, lamentó los hechos, pero indicó que se debe combatir el delito del robo de combustible.

Diana Álvarez, subsecretaria de Desarrollo Democrático, Participación Social y Asuntos Religiosos de la Segob nombró a cada una de las víctimas de esta tragedia y pidió que se guardara un minuto de silencio. 

Después, los aplausos antecedieron a la colocación de la primera piedra.

En entrevista con medios, detalló que el terreno en el que se colocó una ofrenda floral y donde se planea construir el memorial es de casi una hectárea y fue adquirido en octubre por aproximadamente cuatro millones de pesos. 

“Muchos de los restos de los familiares quedaron aquí, por eso lo primero que hizo el Gobierno fue desviar un canal de riego para que el agua no se llevara todas esas cenizas”, detalló. 

“Entonces, por respeto, se consideró preservar el terreno y después comprarlo, con la idea de que se pueda construir un memorial”. 

La funcionaria apuntó que el proyecto fue revisado por Román Meyer Falcón, titular de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), quien estimó que el tiempo de construcción será de mes y medio a dos meses.

“Es muy importante que las personas puedan encontrar consuelo, paz, de alguna manera, donde puedan honrar la imagen de sus familiares y puedan venir aquí a sentarse y platicar con ellos”, agregó. 

“Hay un proyecto que nos mandaron las propias familias, entonces ahorita lo están revisando las instancias que lo van a construir, nada más para que lo evalúen, saquen costos y materiales (...) El secretario Román, que es arquitecto, me dijo que él consideraba que era relativamente sencillo de construir y no tendría por qué llevarse más de mes y medio o dos meses”. 

Asimismo, señaló que existe el compromiso de parte del Estado de becar a los huérfanos hasta que terminen la licenciatura.

“Por el momento esas becas se van a seguir dando, se van a seguir otorgando, es fundamental para el presidente que la niñez y la adolescencia tengan oportunidades. Así que estaremos muy al pendiente de eso”, refirió.

Simón Vargas, secretario de Gobierno de Hidalgo, reconoció por su parte que un hecho tan lamentable deja marcada a una comunidad, pero también les aporta enseñanzas.

“Sé que recomenzar después de aquel día ha sido difícil, porque una tragedia como la que sucedió nos transforma. Hace que observemos la vida de forma diferente y nos obliga a mirar atrás para reconocer los acontecimientos con la firme esperanza de aprender de ellos y continuar caminando”, expuso.