Nacional

Federación pagaba a penales aun sin reos

La privatización de reclusorios implicó pagos por parte del Gobierno federal, señaló López Obrador

Sandra Rodríguez Nieto
El Diario de Juárez

miércoles, 30 diciembre 2020 | 06:00

Ciudad Juárez— La privatización de reclusorios implicó pagos por parte del Gobierno federal aun cuando este tipo de instalaciones no tuviera reos, indicó ayer el presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador.

“El costo para el Gobierno es el equivalente a mantener un hospital. Digo, un hotel de cinco estrellas, el costo, lo que cuesta mantener uno de estos reclusorios, y se les paga el 100 por ciento, aunque no estén ocupados; es más, se empezó a pagarles antes de que hubiese un recluso, mes con mes”, dijo el presidente en la conferencia matutina, en Palacio Nacional.

“O sea, se privatizan los reclusorios y en el contrato se establece que el proveedor o contratista, o la empresa que invierte, construye el reclusorio, también va a dar el servicio de la vigilancia que incluye las cámaras y va a dar el servicio de alimentación para los reclusos y lavandería y el servicio médico, todo integrado, y el Gobierno lo único que va a hacer es pagar una renta”, agregó el mandatario.

López Obrador mencionó el tema luego de que, en la sesión con los medios de comunicación, se le pidió una opinión sobre las alianzas entre partidos políticos. 

“Porque pensaban que iba a ser más de lo mismo, como no se permite la corrupción, como no se permiten los lujos en el Gobierno, como ya no pueden hacer los jugosos negocios que hacían al amparo del poder público”, planteó.

“Porque todavía voy a dar a conocer un informe de todos los robos que se cometían, los atracos, porque, aunque parece increíble, llevo ya más de dos años y todavía me estoy enterando de cosas, porque era todo el Gobierno, no era nada más que hacían negocio en la compra de las medicinas, no: en los reclusorios”, agregó.

El costo de estos contratos para los espacios de reclusión cuya privatización inició desde 2010, de acuerdo con datos obtenidos en el Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social (OADPRS), es parte de la explicación a los traslados de reos de los penales federales considerados “tradicionales” a este tipo de instalaciones, identificadas en la documentación oficial como cárceles “CPS”, o de Contratos de Prestación de Servicios. 

“Se cierran porque sale más caro atender a los PPL (personas privadas de su libertad) en los centros tradicionales, y son trasladados a los CPS, que son los de contratos de prestación de servicios”, indicó una fuente consultada en el OADPRS.

La información fue obtenida luego de que, el pasado domingo 27 de diciembre, se publicara en el Diario Oficial de la Federación el decreto para “desincorporar” del Sistema Penitenciario Federal al Centro Federal de Readaptación Social número 9, o “Norte, ubicado en Ciudad Juárez.

Los datos agregaron que estos CPS –como los ubicados en Sonora, Michoacán, Guanajuato, Oaxaca y otras entidades–, operan por debajo de su capacidad y cobran al Gobierno federal al margen de la población penitenciaria que alberguen, por lo que la administración federal busca con los traslados hacer más eficiente el uso de estos recursos.

srodriguez@redaccion.diario.com.mx