Nacional

Fallece operador de Zhenli Ye Gon

Juan José Escandón Paz falleció de un paro cardiaco; estaba sujeto a un juicio por lavado de dinero

Reforma

Reforma

martes, 17 diciembre 2019 | 15:35

Ciudad de México— Juan José Escandón Paz, quien fuera considerado por la Fiscalía General de la República como el principal operador de Zhenli Ye Gon, falleció de un paro cardiaco en su casa del Estado de México.

De 73 años de edad, el colaborador del empresario chino-mexicano murió el mes pasado en su domicilio de Lomas Verdes, en el municipio de Naucalpan, mientras dormía, confirmó su abogado Rafael Martínez Treviño.

Escandón Paz estaba sujeto a un juicio por lavado de dinero, derivado de la compra de 177 mil dólares a una casa de cambio y venderle a otra un millón 2 mil 900 dólares, que al tipo de cambio de la época equivalían a 13 millones 110 mil 667 pesos.

Las operaciones cambiarias las llevó a cabo entre el 19 de marzo de 2004 y el 2 de marzo de 2007. La investigación refiere que más o menos en el mismo periodo dispersó en varias cuentas bancarias una suma de 13 millones 469 mil 721 pesos.

Escandón estuvo preso 9 años en los Penales Federales del Altiplano y Guanajuato, acusado de delincuencia organizada y tráfico de pseudoefedrina, en el mismo proceso de Zhenli Ye Gon, con quien trabajaba.

En esa acusación, lo señalaron como el más importante distribuidor de sicotrópicos de Ye Gon y de cobrar las ventas de la materia prima a otros traficantes, en una bodega de precursores químicos en la Colonia Ex Hacienda de San Juan de Dios, en Tlalpan.

La Procuraduría General de la República le imputó vender una tonelada de pseudoefedrina por quincena.

En octubre de 2017 el Primer Tribunal Unitario Penal de Toluca canceló su condena de 20 años de prisión y lo absolvió de todos esos delitos, en virtud que las conclusiones acusatorias de la PGR se presentaron en copias simples sin certificar y carecían de valor.

Sin embargo, en aquella ocasión no quedó en libertad porque le iniciaron el juicio por lavado de dinero referido que hasta hace unos días estaba en curso.

Por este asunto, Escandón acudía cada semana a un juzgado del Reclusorio Sur para firmar el libro de procesados.

Aunque el proceso se tramitaba en el sistema de justicia tradicional, es decir, por escrito, Escandón solicitó la libertad provisional con base en las normas del sistema oral acusatorio, que ya no consideran al delito de lavado con prisión preventiva de oficio.

Fue hasta mayo del año pasado cuando Guillermo Urbina Tanús, juez Décimo Segundo de Distrito en Procesos Penales Federales, finalmente le concedió sustituir la medida cautelar de prisión por la libertad provisional.