PUBLICIDAD

Nacional

Exige saxofonista renuncia de juez

Lo acusa de coludirse con autor intelectual del ataque con ácido en su contra

Martha Martínez y Claudia Salazar / Agencia Reforma

miércoles, 25 enero 2023 | 06:00

PUBLICIDAD

Ciudad de México.— La saxofonista María Elena Ríos demandó la renuncia del presidente del Tribunal Superior de Justicia de Oaxaca, Eduardo Pinacho Sánchez y del juez Teódulo Pacheco Pacheco, a quienes acusó de coludirse con José Antonio Vera Carrizal, acusado de ser el autor intelectual del ataque con ácido en su contra. 

En conferencia en la Cámara de Diputados, informó que luego de que el juez Teódulo Pacheco Pacheco le otorgó el beneficio de la prisión domiciliaria a Vera Carrizal, lograron frenar su liberación debido a que en una inspección domiciliaria acreditaron que el domicilio al que sería trasladado no contaba con medidas para evitar su fuga. 

PUBLICIDAD

Acompañada de legisladoras de PAN, PRI y PRD y de la activista Olimpia Coral Melo, dijo que durante la inspección detectaron que el domicilio no contaba con puertas en los balcones y que en la entrada lo único que había era un triplay atravesado. 

La saxofonista indicó que, si bien, Vera aún se encuentra detenido en el penal de Tanivet, en el municipio de Tlacolula, el juez Teódulo Pacheco no ha remitido de manera formal su determinación de otorgarle prisión domiciliaria a Vera.

Denunció que ayer tuvo lugar otra audiencia, porque pretenden arrebatarle lo poco que pudo embargarle al expriista para garantizar los tratamientos médicos que requiere.

Ríos acusó que durante los seis días que duró la audiencia en la que se modificó la medida cautelar en contra de Vera, el juez Pacheco la revictimizó y avaló diversas irregularidades. 

Señaló que el primer día de audiencia les permitieron el descubrimiento probatorio, pero les dieron sólo una hora para estudiar unas 100 pruebas, además de que buscaron acreditar que el acusado tiene Parkinson, que necesita usar pañal y padece hipertensión y diabetes. 

Agregó que el juez avaló que quien cuidaría a Vera Carrizal sería su hija Guadalupe Vera, quien tiene una carpeta de investigación por amenazas de muerte en contra de la saxofonista y de su familia, y que se le concedió un brazalete que compraron en una empresa privada. 

Detalló que la defensa del acusado no exhibió escritura pública que acreditara el domicilio en donde iba a ser trasladado y en tono amenazante, al término de la audiencia, éste aseguró que cuando saliera de la cárcel iba a limpiar su nombre y para ello no tendría que ensuciarse las manos. 

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search