Nacional

Espió PGR a activista, experta forense y periodista

La SEIDO pidió a la SRE los expedientes de Delgadillo y Turati, para lo cual le argumentó que realizaban una investigación por delincuencia organizada

César Martínez
Agencia Reforma

miércoles, 24 noviembre 2021 | 14:59

Especial

Ciudad de México.- Entre 2015 y 2016, la entonces Procuraduría General de la República (PGR) usó su estructura para conocer llamadas, mensajes y la geolocalización de una activista, una especialista forense y una periodista con el argumento de una investigación por delincuencia organizada y secuestro.

La indagatoria en contra de Ana Lorena Delgadillo, directora de la Fundación para la Justicia y el Estado Democrático de Derecho (FJEDD); Mercedes Doretti, del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), y la periodista Marcela Turati se integró en el tomo 221 de la averiguación previa que se inició en 2011 por la masacre de 196 personas halladas en fosas clandestinas en San Fernando, Tamaulipas.

En conferencia de prensa, Delgadillo detalló que se enteraron en mayo pasado de la investigación en su contra ordenada por la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), cuando luego de más de 6 años de litigio, la actual Fiscalía General de la República (FGR) les entregó el expediente por la masacre de San Fernando, en la que son representantes de víctimas.

"Cuando abrimos el expediente es que en el tomo 221, la entonces SEIDO hace una investigación ilegal en contra de las víctimas, de Marcela Turati, de Mercedes Doretti y en mi contra; realmente no hay un sustento válido, se basan en la declaración de una víctima en la que nada de lo que dice es delito", comentó.

"Pero además, tememos que esta víctima, como muchas otras que sabemos, habrán sido amenazadas o coerción por la propia área de SEIDO".

En esa investigación, la SEIDO pidió a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) los expedientes de Delgadillo y Turati, para lo cual le argumentó que realizaban una investigación por delincuencia organizada y secuestro.

De manera "extraurgente", solicitó también a empresas telefónicas todas los registros telefónicos de las tres mujeres entre febrero de 2015 y abril de 2016, para conocer llamadas, los mensajes y los puntos de geolocalización.

En septiembre de 2015, el entonces titular de la SEIDO, Felipe Muñoz Vázquez, fue nombrado secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, y en su lugar quedó Gustavo Salas Chávez.

"La tremenda impresión para nosotras fue encontrarnos en el mismo tomo donde están investigando a la delincuencia organizada, somos el tomo 221, las víctimas, los peritos independientes, la periodista y los defensores", comentó.

"Nosotros que lo que queríamos era justicia para estos casos, que lo que buscábamos era que no hubiera impunidad... no hay ni una sola persona sentencia por el caso de las masacres".

En sus intervenciones, tanto Marcela Turati como Mercedes Doretti recordaron que cuando ocurrió esa intromisión en sus vidas personales ambas, en sus respectivas áreas, indagaban el caso Ayotzinapa.

close
search