Nacional

Es violencia problema focalizado, no generalizado: AMLO

El presidente de la república dijo que no es un fenómeno que afecte a todo el país

Jesús Guerrero
Agencia Reforma

viernes, 16 julio 2021 | 21:41

Diego Gallegos / Agencia Reforma

Ciudad de México— El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que el problema de la violencia en México está focalizado y no es un fenómeno que afecte a todo el país. 

Durante la inauguración de un cuartel de la Guardia Nacional, el Mandatario sostuvo que en el País existe gobernabilidad y que una prueba de ello es que puede recorrer el territorio sin necesidad de escoltas o dispositivos de seguridad.

"Llegaron a decir de que era incontrolable el 35 por ciento del territorio nacional, dominado por completo por la delincuencia. Pues no, claro que el problema es muy focalizado, pero no es una situación generalizada en México. Afortunadamente hay paz, y tranquilidad, hay gobernabilidad", dijo.

"Yo fui a Chilapa y estoy aquí, y mañana voy a la Costa Chica y voy a estar en Guerrero, y no traigo guardaespaldas ni me traslado en carros blindados, porque el que nada debe nada teme y el que lucha por la justicia no tiene nada que temer".

El Jefe del Ejecutivo se refirió al tema luego que en las últimas semanas se han registrado conflictos armados y hechos violentos en estados como Chiapas, Guerrero, Michoacán, Oaxaca, Sonora, Tamaulipas y Zacatecas, entre otras entidades del País.

Este viernes, la Iglesia católica reprobó la violencia registrada en México y pidió acciones urgentes al Gobierno para combatirla así como proteger a grupos vulnerables que han tenido que desplazarse

En este marco, el Presidente defendió su estrategia de seguridad, que contempla la aplicación de programas del Bienestar, el combate a la corrupción y la impunidad, evitar la complicidad entre autoridades y criminales, así como mantener a las Fuerzas Armadas en las calles.

En su discurso, consideró que fue acertado el haber impulsado una reforma Constitucional para dar creación a la Guardia Nacional y, al mismo tiempo, otorgar un marco jurídico a soldados y marinos que participan en labores de seguridad pública.

"No hay corrupción y no hay impunidad, está bien pintada la raya, está bien definida la frontera: por un lado, la delincuencia y por otro lado la autoridad, no es como en otros tiempos que era lo mismo delincuencia y autoridad", señaló.

"Y cuento con dos instituciones de instituciones: la Secretaría de Marina y la Secretaría de la Defensa, que nos están ayudando mucho para garantizar la paz y la tranquilidad en el País. Fue acertado llevar a cabo una reforma constitucional para que las fuerzas armadas pudieran ayudarnos en tareas de seguridad pública. Queremos la paz y lo que nos importa es garantizar la tranquilidad, la seguridad, por eso fue muy buena la reforma y la creación de la Guardia Nacional".

Tal y como comentó durante su reciente reunión con gobernadores emanados de Morena, el Presidente sostuvo que la Guardia Nacional cuenta con más de 100 mil elementos y ya cuenta con un aumento presupuestal autorizado para la construcción de hasta 500 cuarteles, además de mejoras en prestaciones.

"Va a haber presencia en todo el territorio nacional", agregó.

Golpes, jaloneos y lesiones

En su llegada a Chilpancingo, el Presidente fue recibido por cientos de manifestantes que le impidieron, por varios minutos, llegar hasta el cuartel de la Guardia Nacional.

Además de simpatizantes y Servidores de la Nación, se apostaron en el camino contingentes de inconformes que pedían solución a diversas demandas como libertad de presos, localización de desaparecidos, basificación de trabajadores del sector salud y hasta garantías para el ejercicio periodístico.

En el tumulto se registraron empujones, jaloneos y hasta golpes, algunos de los cuales provocaron lesiones a integrantes de la Ayudantía.

Una joven que forma parte del equipo presidencial tuvo que ser atendida, de manera temporal, en una ambulancia de la Guardia Nacional, por una lesión en la pierna derecha.

close
search