Nacional

Endurecen reglas antiinfecciones

El Secretario de Salud indicó que el mal uso de los antibióticos es un riesgo no sólo en México, sino para todas las naciones

Reforma
lunes, 18 febrero 2019 | 15:42
Reforma

Ciudad de México— Erradicar la corrupción que ha impedido una regulación eficaz y efectiva para contrarrestar infecciones nosocomiales es propósito de la actual administración, aseguró Jorge Alcocer, titular de la Secretaría de Salud. 

Indicó que la falta de medidas de prevención y control de las infecciones asociadas a la atención de salud; la ausencia del desarrollo de nuevos antimicrobianos, así como el mal uso y abuso de los antibióticos es un riesgo no sólo en México, sino para todas las naciones.
La resistencia a los antibióticos es la principal amenaza de la medicina moderna, al ocasionar un aumento en la mortalidad, morbilidad y el gasto en salud, debido al uso inadecuado de los antimicrobianos en el campo de la medicina humana y veterinaria, dijo al inaugurar el 23 Congreso Internacional de la Asociación Mexicana para el Estudio de las Infecciones Nosocomiales Prevenir para Proteger.
Advirtió que de no tomar las medidas contundentes, la resistencia a los antibióticos será la primera causa de muerte en 2050. Asimismo, la Organización de las Naciones Unidas (ONU), señala que más de 700 mil personas mueren cada año por infecciones resistentes a los antibióticos.
Por su parte, Enriqueta Baridó Murguía, presidenta de la Asociación Mexicana para el estudio de las Infecciones Nosocomiales, puntualizó que el sistema de salud de México es complejo y requiere de una atención integral a través de programas de vigilancia activa, reportes transparentes, análisis detallados y cambio en las intervenciones, para proteger al paciente.
"Este es el momento de hacerlo, ante la coyuntura política que nos pone al frente de una transformación en todas las actividades, es necesario avanzar en la prevención y disminuir la tasa de complicaciones asociadas a la atención de la salud y a otros eventos adversos", subrayó.