Nacional

En cumbre limpia presume AMLO petróleo

Dirigentes mundiales hablaron de abandonar la energía fósil y sucia para sustituirla por limpia

A. Baranda / C. Guerrero / Agencia Reforma

viernes, 23 abril 2021 | 06:00

Ciudad de México— En la Cumbre de Líderes sobre el Cambio Climático iniciada ayer, en la que dirigentes mundiales hablaron de abandonar la energía fósil y sucia para sustituirla por limpia, el presidente Andrés Manuel López Obrador presumió el hallazgo de yacimientos petrolíferos en México.

“Aunque hemos descubierto tres grandes yacimientos de hidrocarburos”, dijo López Obrador en su participación en la cumbre, “el petróleo que estamos descubriendo se destinará, básicamente, a cubrir la demanda de combustibles del mercado interno y se acabará con la práctica de exportar crudo, petróleo crudo, y comprar gasolinas”.

El encuentro internacional, auspiciado por Estados Unidos, tuvo como objetivo lograr un mayor compromiso de los líderes mundiales para combatir el cambio climático y el calentamiento global.

El presidente Joe Biden prometió formalmente que Estados Unidos reduciría sus emisiones al menos a la mitad desde los niveles de 2005 para el 2030.

Dirigentes como el Primer Ministro japonés, Yoshihide Suga, o Justin Trudeau, Premier de Canadá, anunciaron sus compromisos para elevar las metas de reducción de emisiones para el 2030.

Incluso el presidente brasileño Jair Bolsonaro –acusado de permitir la destrucción en el Amazonas– se comprometió a poner fin a la deforestación ilegal en el país para el 2030 y lograr la neutralidad de carbono para el 2050.

Pero en su intervención, de tres minutos, AMLO habló, además de frenar la exportación de crudo, de modernizar las hidroeléctricas, para reducir el uso de combustóleo y carbón en la generación de electricidad, y de la ampliación del programa Sembrando Vida para países de Centroamérica.

En este último tema, como si se tratara de una conversación bilateral, solicitó directamente a Biden, financiar el programa, entregar visas de trabajo y hasta residencia en territorio norteamericano a los sembradores de árboles maderables y frutales.

A diferencia de otros líderes mundiales, López Obrador no atendió toda la Cumbre sino que dejó que el canciller Marcelo Ebrard representara al país.

En su lugar, ofreció la conferencia mañanera y, tras escuchar el discurso de la vicepresidenta Kamala Harris, ordenó apagar la pantalla y dijo que cuando “fuera su turno” regresaría a la Cumbre.