Nacional

El impacto económico del 'jueves negro' en Culiacán

Sólo ese día, según estimaciones de la Cámara de Comercio, se perdieron hasta 370 millones de pesos

Reforma

Reforma

domingo, 17 noviembre 2019 | 07:25

Ciudad de México.- La afectación fue mayor. El "jueves negro" en Culiacán trascendió a lo económico e impactó a todo Sinaloa. Sólo ese día, según estimaciones de la Cámara de Comercio, se perdieron hasta 370 millones de pesos y la mejora en reputación que se trataba de construir para la ciudad.

El cálculo fue hecho por empresarios de distintas organizaciones empresariales, principalmente la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) y la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), que registraron las pérdidas económicas principalmente en negocios de la capital sinaloense.

"Lo que nosotros calculamos es en relación a ese fin de semana, a partir de mediodía del 17, porque a las 3 de la tarde empezó todo y se tuvo que cerrar", explica Diego Castro Blanco, líder de Canaco en Culiacán.

"Los negocios se quedaron cerrados porque nadie abrió al otro día, estaba solo y así siguió el fin de semana".

Además del cierre de los comercios, se cancelaron dos congresos, entre ellos uno de mujeres empresarias que se desarrollaría del 18 al 20 de octubre.

La estrategia de recuperación, estima la Secretaría de Desarrollo Económico estatal, será lenta, por lo que se prevé una serie de campañas coordinadas, principalmente, con el sector restaurantero.

Un golpe duro

El impacto para Culiacán es calificado por los empresarios locales como duro y de amplio alcance, ya que derrumbó la imagen que se había construido en los últimos 10 años con la creación de ferias, congresos, foros y exposiciones en las que se invitó a ponentes internacionales.

Como ejemplo, se citó la visita de Steve Wozniak, cofundador de Apple, en noviembre de 2015 a un foro sobre innovación o las ferias sobre "El Aguachile más grande del Mundo", que se realiza de forma anual desde 2014.

El "Jueves Negro", describieron empresarios como el chef Miguel Taniyama, líder de Canirac, no sólo consistió en la derrota moral del Gobierno que intentó detener a Ovidio Guzmán López.

Por esos hechos se paralizó la ciudad en menos de 30 minutos en los que grupos armados realizaron 19 bloqueos, 14 enfrentamientos, cierres carreteros y del aeropuerto, así como la fuga de 55 reos del Penal de Aguaruto.

Taniyama dice que tras ese operativo, que se reconoció como fallido por Gobierno federal, se buscará que se reactiven proyectos que ya estaban en marcha, entre ellos la mejora en los estatus sobre alerta de viaje de parte de otros países, principalmente Estados Unidos.

"El pedimento que vamos a hacer al Gobierno federal es que al menos nos dejen como estábamos, los números eran positivos, estábamos en el lugar 28 de violencia, era algo súper positivo para Sinaloa", señala.

"Los sinaloenses estábamos ocupados en cada uno de los sectores en salir y planear, en ver cómo sorteábamos las nuevas disposiciones en políticas públicas de un Gobierno federal que va llegando. La verdad que ha sido trastocado toda esa parte".

El proyecto principal, acompañado de Gobierno del Estado, era retirar la alerta de viaje o mejorar el estatus.

De acuerdo con el Departamento de Estado de Estados Unidos, Sinaloa se encuentra en Categoría 4 para alertas de viaje, es decir, la máxima restricción de ese país a sus conciudadanos.

Esa categoría se ha mantenido para el Estado durante los últimos 13 años, desde que inició la llamada "guerra contra el narcotráfico" en 2006.

Óscar Pérez Barros, Secretario de Turismo de Sinaloa, indicó que la estrategia había sido mostrar ante autoridades de seguridad de Estados Unidos la disminución de delitos, principalmente homicidios.

En esas reuniones, según detalla Pérez Barros, se había hecho el reconocimiento al Estado por la mejora en los indicadores sobre los delitos relacionados con el crimen organizado.

"El trabajo de coordinación y de información con las partes de las autoridades estadounidenses van avanzando, pero la idea y el objetivo era quitar el 'warning' en todo el Estado, bajando de nivel", menciona.

Las reuniones se llevaron a cabo en la Ciudad de México y Hermosillo, pero estas, luego del "Jueves Negro", ya no se reactivaron.