Detectan a líderes huachicoleros; van tras ellos

El Gobierno pretende dar seguimiento procesal a los casos judicializados y establecer un programa de cumplimiento de órdenes de aprehensión por delitos relacionados con el robo de combustibles

Reforma
lunes, 04 febrero 2019 | 07:11

Ciudad de México— Las acciones del Gobierno federal para combatir el robo de combustibles pusieron en la mira a los líderes las organizaciones delictivas, sus prestanombres y los funcionarios públicos que les han brindado protección.
De acuerdo con la Estrategia Nacional de Seguridad Pública, entregada al Senado, se busca detectar las investigaciones que se encuentran en curso y las redes que involucran para identificar a quienes encabezan las operaciones ilícitas.
"La identificación de los líderes de las organizaciones delictivas, sus operadores regionales, testaferros, bienes y recursos, así como quienes les brindan protección desde su calidad de servidores públicos", indica.
En el documento se detalla que, tras detectar las redes, podrán determinar cuántos objetivos ya cuentan con investigaciones en curso, proporcionar información que sirva como prueba para iniciar averiguaciones o integrar debidamente las que ya existen para solicitar el ejercicio de la acción penal.
"Determinar los objetivos prioritarios y los blancos de oportunidad a consignar con pedimento de orden de aprehensión, las cuentas bancarias que deban ser intervenidas, los bienes inmuebles que deban ser cateados y asegurados, las estaciones de servicio que deban ser inspeccionadas e identificar a los líderes sociales regionales que se encuentran relacionados con la comisión de tales delitos", indica.
El Gobierno pretende dar seguimiento procesal a los casos judicializados y establecer un programa de cumplimiento de órdenes de aprehensión por delitos relacionados con el robo de combustibles.
Todas las acciones se enmarcan en la segunda de las tres fases que tiene planeada la Administración federal para poder frenar ese fenómeno.
En la primera, se establecen como objetivos prioritarios el uso de la inteligencia para prevenir el robo y los sabotajes en las instalaciones de Pemex, auxiliar a la Fiscalía General de la República con información táctica en todas las detenciones que se realicen en flagrancia, lo que incluye el aseguramiento de inmuebles, vehículos e instrumentos del delito.
También, se identificará el "modus operandi" del robo de combustible en el País a través de mecanismos de inteligencia transversales y aprovechando la capacidad de todas las instituciones involucradas.
En una tercera etapa, se tiene contemplado evaluar la capacidad de respuesta institucional derivada de los ataques a ductos y las pérdidas que generan, además de sistematizar las investigaciones iniciadas, personas detenidas y procesadas, órdenes de aprehensión obtenidas y cumplidas, bienes asegurados y montos de éstos, así como cuentas aseguradas con estas acciones.
En el diagnóstico, el Gobierno asegura que el robo de combustible genera graves daños a la economía del País y es detonador de la violencia inusitada en diferentes regiones, además de fomentar la corrupción, generar conflictos sociales y riesgos para la población.


Pega estrategia a 'El Marro'
La estrategia federal contra el robo de combustible a Pemex afectó las operaciones del Cártel de Santa Rosa de Lima, organización bajo el mando de José Antonio Yépez Ortiz, "El Marro", quien presumió el control de las operaciones en la refinería de Salamanca "Antonio M. Amor".
"El Marro" pelea el robo de combustible al Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) en Jalisco y Guanajuato, y a Roberto de los Santos de Jesús, "El Bukanas", en Hidalgo, de acuerdo con registros oficiales.
Sus operaciones delictivas, señalaron mandos militares, se extendieron además a Querétaro y una zona del Estado de México.
Desde la aplicación del operativo antiordeña, el 27 de diciembre, el Ejército tomó el control de la refinería de Salamanca, ante acusaciones de que empleados de Pemex estaban ligados con el crimen organizado para robar combustible.
Las fuerzas federales vigilaron además, vía aérea y terrestre, ductos que parten de Salamanca a Tula, Hidalgo; Guadalajara, Jalisco, y Morelia, Michoacán, lo que limitó a "El Marro" la ordeña de combustible.
El 29 de enero, la Marina centró aún más su mira en Yépez y envió a sus tropas a la comunidad San Salvador Torrecillas, perteneciente al Municipio de Villagrán, para realizar un cateo en un predio donde un tractocamión de doble remolque distribuía gasolina robada a unos 17 vehículos.
Al llegar las fuerzas federales y estatales, habitantes de la comunidad se movilizaron y crearon una valla humana para impedir la intervención.
Además, los gatilleros de "El Marro" secuestraron vehículos particulares, unidades de carga y de transporte, que atravesaron en llamas en las vías en esa zona de Guanajuato.
No obstante, la Armada aseguró 11 pipas, 14 camiones Torton con caja para combustible, dos cajas de camión, un tractocamión sin caja, ocho vehículos con pipas de combustible y una pipa con agua.
El 31 de enero, "El Marro" lanzó un supuesta amenaza al Presidente Andrés Manuel López Obrador mediante una manta, en la que decía que si no libera a personas detenidas y frena los operativos en Guanajuato, comenzaría a asesinar a gente inocente.


Acusan que Romero Deschamps sabía de robo
Carlos Romero Deschamps, líder del sindicato petrolero, conoce el entramado del robo de combustible a Pemex desde refinerías, terminales de reparto, plataformas y ductos, acusó Mario Rubicel Ross García, ex dirigente del gremio en Tabasco que aspira a suplir en el cargo al ex senador del PRI.
"Romero sabe de las maniobras para robar combustible, en Petroquímica, en Pemex Refinería... del huachicoleo, de los contubernios con funcionarios de Pemex, porque el robo de combustible se da de adentro para afuera, Romero debe rendir cuentas de todo eso.
"El trabajador sindicalizado es inocente, eso lo puedo decir con toda seguridad, muchos incluso han muerto, ellos hacen los reportes, los mandos son los que manipulan los reportes en Pemex, y esto lo sabía la cúpula del sindicato, existe contubernio", dijo en entrevista Ross García, cercano al Presidente Andrés Manuel López Obrador.
El veterano en manifestaciones por la defensa del petróleo, comenzó con los cabildeos con distintos líderes del sindicato, disidentes a Romero Deschamps, para asumir la dirigencia de ese gremio, primero como interino y después mediante una convención nacional.
Aseguró que sobre el líder petrolero pesan denuncias vigentes por enriquecimiento ilícito, fraude y lavado de dinero.
"En la cartera de Romero hay jueces, gobernadores, está muy protegido... sobre ese monstruo vamos", aseguró el petrolero, quien asegura contar con el aval del Presidente para "purgar" el sindicato.
Añadió que Romero tendrá que irse de la dirigencia del gremio porque posee una toma de nota ilegal, derivado de una elección violatoria del estatuto del Sindicato Petrolero en 2017, pues fue convocada al vapor y adelantada casi un año.
Advirtió que la limpia del sindicato implica además enjuiciar a los altos funcionarios del gremio y a los secretarios generales de las 36 secciones, por obligar a los trabajadores a cometer actos ilícitos, además de "mochar" sus salarios.
Ross García asegura que posee una toma de nota del sindicato petrolero, obtenida por una convención petrolera de los disidentes de las 36 secciones sindicales.