Desmienten a AMLO sobre estancias

La CNDH ha determinado que el Gobierno violó los derechos de los niños

Reforma
martes, 02 julio 2019 | 21:27
Reforma |

Ciudad de México— Responsables de estancias infantiles acusaron que el presidente Andrés Manuel López Obrador miente al incluir ese programa entre sus 78 compromisos supuestamente cumplidos a la fecha. 

En diciembre, al tomar protesta, López Obrador prometió mantener las 9 mil estancias infantiles que atendían a más 300 mil niños de padres solteros y de bajos recursos y, sin embargo, después las acusó de corrupción, les canceló el apoyo de 950 pesos mensuales por cada niño y decidió entregar en su lugar mil 600 bimestrales para que los padres lo destinaran a lo que quisieran.
La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) ha determinado que el Gobierno violó los derechos de los niños y jueces han concedido amparos a estancias de todo el país, pero aun así el Presidente aseguró ayer que ha cumplido con esa promesa.
"López Obrador no cumplió, tan sólo ha cumplido con sus amigos políticos del PT al garantizar que sus Cendis (Centros de Desarrollo Infantil) seguirán funcionando y esos sí han sido investigados por corrupción. El Presidente se la ha pasado difamando a las responsables de las estancias y a la fecha no ha demostrado las pruebas de la supuesta corrupción ni ha castigado a nadie", dijo Dulce Dulce Rodríguez Durán, responsable de una estancia en Nuevo Léon.
"Se la ha pasado difamando y manipulando a la gente para que también lo haga", añadió.
La regiomontana afirmó que con la entrega directa del dinero no se garantiza el ingreso de los niños a las estancias la cuales eran supervisadas por la Secretaría de Bienestar, el DIF y los Gobiernos estatales y se les exigían condiciones de seguridad, alimentación e higiene.
"Es una mentira total que haya cumplido, porque los papás ni siquiera están obligados a usar el dinero que reciben para a mandar a sus niños a estancias infantiles. Es más, los 'Siervos de la Nación' que los censaron les decían que ese dinero lo podían usar en lo que quisieran", dijo por su parte Irene Zempoalteca Hernández, de la estancia infantil "Nenitos", que durante 12 años ha funcionado en Huamantla, Tlaxcala.
Hasta diciembre pasado, dijo, su estancia atendía a 60 niños y trabajaban ahí 12 maestras, más persona de limpieza, cocineras y vigilantes. Por cada niño recibían de 950 del Gobierno y ellos cobraban una cuota de 250, pero con la suspensión del pago subieron el cobro a 950 por lo que los padres dejaron de enviar a sus hijos.
"Ahorita sólo nos quedan 19 niños, yo me quedé endeudada, teníamos compromisos, gente contratada y ahora sólo quedan 5 maestras; esta es una zona de delincuencia, los padres ganan menos de 100 pesos al día, pero lo peor es que los niños ya no tienen garantizada la atención en una estancia profesional", sostuvo.
Explicó que en Tlaxcala se han abierto casas para cuidar a los niños y captar el recurso, sin ninguna supervisión oficial.
"López Obrador ha dicho puras mentiras, hablar sin sustento. Nos ha acusado de corruptas y no vemos que se castigue a nadie ni ha mostrado las pruebas", insistió.
Blanca Valencia Hernández, de la estancia infantil "Carrusel de Niños", de Culiacán, Sinaloa, también criticó que el presidente haya incluido a las estancias en su listado de 78 de 100 compromisos cumplidos.
"El 1 de diciembre prometió una cosa y ya en el poder dio por terminado todo lo de estancias infantiles, sin importar dejar a la deriva la integridad física y emocional de los niños, sin importar dejar sin empleo a las maestras y sin importar cuantos padres se verían afectados", afirmó.
Las responsables de las estancias criticaron que en cambio López Obrador haya garantizado que los Cendis PT, acusados por la PGR del desviar 100 millones de pesos, vayan a ser regularizados por la SEP.
En 2017, la PGR acusó a María Guadalupe Rodríguez Martínez, esposa del líder del PT, Alberto Anaya, y otros tres presuntos cómplices, de desviar 100 millones de pesos que eran para 17 Cendis que operan en Nuevo León hacia un fondo de inversión y cuentas bancarias personales que después retiraron en efectivo.