Nacional

Deciden futuro de Conago; no sirve de nada, alegan

Gobernadores de la Alianza Federalista se reúnen hoy en Chihuahua

Agencia Reforma

Antonio Baranda
Agencia Reforma

lunes, 07 septiembre 2020 | 07:14

Ciudad de México.- Gobernadores de la Alianza Federalista se reúnen hoy en Chihuahua para decidir si permanecen en la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago).

Creado en 2001, durante el sexenio de Vicente Fox, este foro de mandatarios estatales buscaba analizar problemáticas comunes para plantear soluciones.

Sin embargo, a decir de mandatarios actuales, los acuerdos de la Conago son una "simulación", pues carecen de obligatoriedad.

"Me parece que ese modelo ya no sirve", consideró la semana pasada Enrique Alfaro, Gobernador de Jalisco.

"A través de la Conago, no hemos traído ningún beneficio a Nuevo León", sostuvo el Mandatario de ese estado, Jaime Rodríguez.

El anfitrión del encuentro de hoy, Javier Corral, Gobernador de Chihuahua, dijo que la última reunión de la Conago en San Luis Potosí decepcionó a sus integrantes.

"Es más un mecanismo de convalidación, ya no puede funcionar como contrapeso del sistema federal", planteó el panista.

Persiste con debilidades

A 19 años de su creación, la Conferencia Nacional de Gobernadores mantiene representatividad e interlocución, busca ganar peso político y estratégico, pero enfrenta choque de grupos y hasta amagos de abandono por parte de varios de sus integrantes.

Exgobernadores que pertenecieron a la primera generación de la Conago coincidieron en que, en medio de la pluralidad, la Conago debe mantenerse fuerte y unida para lograr mejores resultados, aunque reconocieron que sus miembros tienen derecho a salirse, pues no es un organismo previsto en la ley.

Fernando Moreno Peña, exgobernador priista de Colima, consideró en entrevista que no hay una división dentro de la Conago, pero sí observa una especie de separación en función de los intereses de cada bloque.

"Yo creo que la Conago no debe desaparecer porque se estaría creando un gran vacío, al final si el Gobierno federal no hace caso de los acuerdos de la Conago, cuando menos es un espacio de resonancia, de la parte importante de la Federación, que son los estados, es la expresión del federalismo.

"Ahora las cosas han cambiado, es otro estilo, otro manejo, también hay liderazgos entre los propios gobernadores, la cuestión de los partidos la ha llevado a hacer bloques al interior, esto también la ha metido en una dinámica diferente", señaló.

La Conago es un foro permanente de los gobernadores para el análisis de las problemáticas de las entidades federativas y la búsqueda de soluciones por medio de la construcción de acuerdos internos y con la Federación.

En sus lineamientos, se establecen como principales objetivos el fortalecimiento del federalismo, la democracia y el Estado de Derecho, así como promover el diseño e implementación de políticas públicas eficaces y pertinentes a favor del desarrollo de México.

Hasta la fecha se han realizado 59 reuniones.

"Hay una búsqueda común, se logran consensos, se hacen propuestas, a mí me parece un espacio necesario y muy útil", indicó Juan Carlos Romero Hicks, ex Mandatario panista de Guanajuato y actual coordinador de los diputados federales del PAN.

Ven avances... y trabas

Exmandatarios señalaron entre los principales logros de la Conago, a casi dos décadas de su creación y cuatro generaciones de gobernadores, que se mantenga como el principal espacio de interlocución con el Gobierno federal y ajustes al sistema fiscal en beneficio de las entidades.

"El tema fiscal fue siempre el tema importante, el tema de las participaciones, la reforma fiscal, la Convención Nacional Hacendaria; los temas fiscales han sido siempre el motor de la Conago, más que motivaciones de tipo político han sido de tipo fiscal", indicó Moreno.

Romero Hicks también destacó la Primera Convención Nacional Hacendaria, en 2004, así como el diseño de lo que a la postre fueron reformas estructurales en áreas como educación, seguridad y Estado de Derecho.

Mencionó que el avance de los temas que impulsa la Conago depende en gran medida tanto del perfil de los gobernadores como del Presidente en turno.

"Hoy tenemos un presidente que no escucha y que no entiende la vida de las entidades federativas, fue Jefe de Gobierno de la Ciudad de México y esa parte él la vivió y la entiende, pero no entiende lo que pasa en Tlaxcala ni lo que pasa en Quintana Roo ni en otras partes", dijo.

Fernando Canales Clariond, exgobernador panista de Nuevo León, coincidió en que uno de los principales avances de la Conago ha sido la descentralización de los fondos captados por el Gobierno federal a través del sistema fiscal.

"La descentralización de fondos a los gobiernos estatales fue uno de los logros importantes que en la práctica, cuando hay instituciones sólidas, fuertes y honestas, pues son más efectivas para que rindan los frutos sociales esperados del gasto o de la inversión de ese recurso", resaltó.

Canales también mencionó el intercambio de ideas permanente, proactivo y propositivo; la efectiva y simplificada interlocución entre los gobiernos estatales y la Federación, y la comunicación política plural.

No obstante, dijo que a partir de la información que se ventila en medios, se observa que la administración de López Obrador no tiene la misma actitud de receptividad, de escucha y de toma de decisiones que sus antecesores

José Antonio González Curi, ex Mandatario priista de Campeche, estimó que hoy, a diferencia del pasado, se percibe una situación de conflicto permanente, principalmente entre el Gobierno federal y los gobernadores del PAN, lo que traba la generación de acuerdos y la búsqueda de soluciones.

"Las relaciones eran difíciles, pero se podía hablar y se podía llegar a ciertos acuerdos, el único momento donde había posiciones muy duras del Gobierno federal era cuando venían las elecciones para cambiar el Gobernador, esa es una gran diferencia.

"En esa época no había una situación de conflicto permanente. Este Gobierno está mucho más politizado, más ideologizado... entonces ha entrado en conflictos muy fuertes, sobre todo con los gobernadores de Acción Nacional y posiblemente con el Gobernador de Jalisco", apuntó.

Riesgo de salidas

Sobre la posibilidad de que gobernadores como el de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, dejen la Conago, Moreno sostuvo que están en su derecho, pero confió en que no lo hagan, mientras que Romero Hicks recordó que nadie está ahí a la fuerza.

"Es voluntaria, se busca consenso, entonces si alguien se retira es una decisión de cada quien, me da la impresión de que la ignorancia reporteril, perdón la frase, lo interpretan como amagos de que se van a salir; si yo soy miembro de un club, yo decido la entrada y la salida, ¿no? Lo importante es la agenda nacional", indicó Romero Hicks.

González Curi externó que la eventual salida de gobernadores le haría un gran daño al país, sería muy lamentable y debilitaría al organismo. Si esa salida se diera en bloque, abundó, casi inutilizaría a la Conago.

"Ese movimiento de 9, 10 personas que hablan de salirse de la Conago, yo creo que le haría un gran daño al país, y creo que no ganarían gran cosa. Lamentablemente estamos en posiciones muy polarizadas, de extremos, no hay mucho espacio para un diálogo fructífero.

"En un debate de extremos, un grupo de gobernadores y el Gobierno federal sobre el tema de las participaciones, que es la parte sustancial del sistema fiscal, pues escogieron el peor momento para dilucidar esto, porque tampoco el Gobierno federal tiene dinero, hasta en las condiciones más cordiales... sería un asunto extremadamente difícil de resolver", dijo.

Tras la última sesión de la Conago, a la que asistió el Presidente Andrés Manuel López Obrador, Rodríguez declaró que dejará el organismo, mientras que mandatarios como los de Chihuahua, Durango y Michoacán analizan hacer lo mismo.

"Sería muy lamentable porque creo que es una instancia y un instrumento que ha sido positivo, en beneficio de los mexicanos", agregó Canales.

El actual presidente de la Conago y Gobernador de San Luis Potosí, Juan Manuel Carreras, declaró esta semana que no hay riesgo o señal evidente que apunte a la posible desintegración del organismo por diferencias entre entre algunos de sus integrantes y el Gobierno federal.

Institucionalización

Canales Clariond opinó que no es necesario, ni el momento, de impulsar reformas para darle personalidad jurídica a la Conago, sino apostar a la coordinación, a la unidad, al trabajo conjunto y a la voluntad política.

"Yo siento que una convicción política, llamémosle inclusive filosófica, es más importante que un artículo de una ley, así sea constitucional. No porque esté en una ley lo voy a lograr, sino hay que tener esa convicción personal, esa filosofía, esa vision de coordinación.

"No necesariamente escribirlo en una ley, creo más en la praxis operativa, en la convicción filosófica de la unidad en la diversidad, de la unidad en la especialización, que en escribirlo en una ley, tantas leyes que se escriben que luego no se observan", señaló.

El exgobernador consideró que la Conago no tiene actualmente el mismo "peso" que antes, pues en sus inicios el presidente y los secretarios iban a las reuniones con una actitud de escuchar, analizar, tomar decisiones y ejecutarlas.

"No como ahora, he escuchado, primero van a regañadientes o aceptan compromisos, y luego cancelan un día antes y dejan de ir, o sea, ni siquiera escuchan, mucho menos toman decisiones, mucho menos descentralizar recursos y programas, mucho menos ejecutarlos. Hay una actitud centralizadora", recriminó.

González Curi estimó que darle rango constitucional a la Conago, como se ha propuesto en iniciativas, sería abonar más al conflicto que al acuerdo.