Nacional

Dará Ancira primer anticipo de 50 mdd a Pemex

El pago de la reparación del daño se pactó en tres depósitos

Abel Barajas
Agencia Reforma

viernes, 19 noviembre 2021 | 11:30

Agencia Reforma

Ciudad de México.- Alonso Ancira, dueño de Altos Hornos de México (AHMSA), se comprometió a pagar en cuestión de horas los primeros 50 millones de dólares del acuerdo reparatorio que suscribió con Pemex, cuando quedó en libertad en abril pasado en el proceso del caso Agronitrogenados.

En una audiencia celebrada esta mañana en el Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Norte, los apoderados legales de Pemex aceptaron la oferta de pago parcial o total del primer anticipo, cuya fecha límite de cumplimiento es el próximo 30 de noviembre.

Al mismo tiempo, la defensa del empresario, encabezada por Mauricio Flores y Antonio Frank, manifestó que están en pláticas con Pemex para negociar un mecanismo que le permita abrir en México el fideicomiso en el que tienen depositadas las garantías de este acuerdo, ya que la petrolera está inconforme por el hecho de que este instrumento haya sido constituido en Texas.

"Estamos listos para cumplir con nuestras obligaciones... La Comisión Nacional Bancaria y de Valores no nos dejó constituir el fideicomiso (en México) por mi situación legal. Traté de vender unas propiedades para abrir un fideicomiso y no se pudo", dijo Ancira quien compareció por videoconferencia, aparentemente desde Estados Unidos, en compañía de sus abogados.

"¡Imagínese que me arriesgue a perder la empresa y se detone la acusación!".

Mauricio Flores, abogado de Ancira, informó al Juez de control Artemio Zúñiga Mendoza que negocian con Pemex la posibilidad de modificar o "perfeccionar" la cláusula del acuerdo reparatorio relacionada con el depósito de las garantías. 

Debido a que Ancira tiene sus activos bloqueados por la UIF, no puede abrir una cuenta bancaria o instrumento financiero en México, razón por la que constituyó en Texas el fideicomiso para depositar las garantías del acuerdo reparatorio. 

En dicho contrato de fideicomiso están el 99 por ciento de las acciones representativas del capital social de Grupo Acerero del Norte y 7 activos de AHMSA y sus subsidiarias. 

Pemex reclamó y solicitó desde agosto una audiencia para denunciar el incumplimiento de Ancira del acuerdo, porque en caso de no pagar lo pactado la parte afectada tendría complicaciones legales para apropiarse de las acciones de la empresa. 

Si bien el acuerdo reparatorio no precisa que el fideicomiso debiera estar constituido en México, esta mañana en la audiencia el abogado Mauricio Flores manifestó al juez que estaban en disposición de negociar una modificación sobre este aspecto y que incluso ya estaban en pláticas con la empresa productiva del Estado. 

"Estamos acordando en forma conjunta con ellos si es necesario modificar el tema de la garantía, queremos acordar en forma conjunta un mecanismo para dirimir el tema de la garantía y, en caso de que así sea, que se perfeccione la misma". 

El defensor pidió desde un principio diferir la audiencia de este viernes, programada originalmente para impugnar un dictamen médico con el cual el empresario justificó su indisposición para ausentarse en audiencias pasadas, ya que estuvo enfermo de Covid-19.

Sin oposición de Pemex, la Fiscalía General de la República y la Unidad de Inteligencia Financiera, el Juez de control Artemio Zúñiga Mendoza programó para el 1 de diciembre próximo, a las 8:30 horas, la diligencia; sin embargo, aclaró que ésta podría no llevarse a cabo en caso de que el pago de los 50 millones se dólares se cumpla en tiempo y forma y las partes se den por satisfechas. 

Ancira dijo esta mañana que en las ocasiones anteriores en que no asistió a las audiencias fue por haber padecido una hipertensión muy grave como la registrada cuando fue presentado por vez primera ante la autoridad judicial. 

Expuso que tuvo que se tratado en un hospital de cardiología de los más importantes de Estados Unidos y que los especialistas le recomendaron no viajar y mucho menos a lugares con más de mil 500 metros de altura. 

El empresario apareció en pantalla, sentado en el extremo derecho de sus abogados, dentro de una lujosa oficina tipo colonial, con un mueble de madera oscura y una pintura de fondo. Vestía una chamarra negra, un pastalón azul y camisa blanca.

close
search