Nacional

Dan otro revés a acreedores de Oro Negro

Un tribunal federal suspendió por tiempo indefinido la orden judicial que restituye 5 plataformas de la empresa

Reforma
lunes, 04 marzo 2019 | 22:11

Ciudad de México— Un tribunal federal suspendió por tiempo indefinido la orden judicial que restituye 5 plataformas de perforación petrolera a los acreedores que reclaman a Oro Negro un adeudo de 900 millones de dólares.
El Quinto Tribunal Colegiado Penal de la Ciudad de México concedió a Oro Negro la suspensión definitiva contra el fallo dictado el 19 de octubre pasado por Enrique Cedillo, juez de control de la Ciudad de México, para darle el control de las plataformas a las empresas Decus, Laurus, Fortius, Impetus y Primus.
De acuerdo con la sentencia de la revisión 324/2018, votada el fin de semana pasado, el colegiado determinó que esta protección en favor de la compañía, de la que es accionista Gonzalo Gil White, estará vigente hasta en tanto se resuelva el amparo en instancia definitiva, lo que implica varios meses.
"Procede confirmar el otorgamiento de la suspensión definitiva... para los efectos de que las cosas se mantengan en el estado en que se encuentran y se permita a la empresa quejosa la posesión sobre las plataformas marinas autoelevables denominadas, lo que implica que mientras no se dicte sentencia en el juicio constitucional y ésta cause ejecutoria, la orden de restitución combatida no debe ejecutarse", dice el fallo.
El tribunal precisa que Oro Negro podrá poseer las plataformas, pero no disponer de ellas, es decir, que mientras este litigio se encuentre en trámite, tiene prohibido enajenar, desmantelar o sustraer las plataformas.
En la primera mitad del sexenio pasado, Pemex Exploración y Producción contrató el arrendamiento de cinco plataformas a Primus, Laurus, Fortius, Decus e Impetus, subsidiarias de Oro Negro Drilling, por mil 100 millones 56 mil 737 dólares.
Esta última emitió bonos por 900 millones de dólares para financiar el contrato y aquellos fueron adquiridos por Nordic Trustee.
Los contratistas y los bonistas conformaron un fideicomiso en el que acordaron que el incumplimiento de las obligaciones entre las partes implicaba transferir las acciones de las subsidiarias de Oro Negro en favor de los inversionistas
Cuando se inició el procedimiento de concurso mercantil de Oro Negro, los bonistas se enteraron que una de las reglas del fideicomiso, el pago de rentas a las propietarias de las plataformas, había sido incumplida.
Por ello, Nordic Trustee tomó el control de Primus, Laurus, Fortius, Decus e Impetus, y luego presentaron denuncias ante la Fiscalía General de la República y la Procuraduría capitalina en contra de Oro Negro, por el delito de fraude.
Como parte de la investigación de la Procuraduría local, el 19 de octubre pasado, el juez de control Enrique Cedillo ordenó la restitución física de las plataformas a Nordic Trustee y tres días más tarde un grupo de abogados trató de ejecutar su mandato sin lograrlo.
Aunque en principio consiguieron aterrizar en la plataforma Decus, días después la abandonaron.
Es contra esa decisión que Oro Negro presentó el amparo y consiguió, en primera instancia, que el juez federal Patricio Vargas Alarcón le concediera la suspensión definitiva.
Los acreedores impugnaron el fallo, pero ahora el colegiado lo ha confirmado.