Nacional

Dan amparo a fiscales denunciados por Gertz Manero

Fueron denunciados porque no llevaron a cabo algunas diligencias en el caso de la muerte de su hermano

Abel Barajas
Agencia Reforma

lunes, 27 julio 2020 | 16:49

Ciudad de México— Un tribunal federal urgió resolver nuevamente si debe ordenarse o no la aprehensión de dos agentes del Ministerio Público de la Fiscalía de la Ciudad de México, prófugos por archivar en forma presuntamente ilegal el caso de la muerte por abandono de un hermano de Alejandro Gertz Manero, titular de la FGR.

Desde el 15 de mayo de 2019, el Juez Vigésimo Sexto Penal de esta capital ordenó la aprehensión de José Luis Bolaños Macías y Jorge Octavio Vélez Castro por el delito de negación del servicio público en pandilla, una modalidad grave que impide a los imputados llevar el proceso en libertad.

El Primer Tribunal Colegiado Penal en esta capital les concedió un amparo para efectos que instruye al juez capitalino cancelar los mandamientos de captura y resolver de nueva cuenta si deben o no ser giradas, ya que la orden judicial original carecía de motivación.

De acuerdo con informes judiciales, en particular el colegiado precisó que el juez local debe argumentar por qué sostiene que los ex funcionarios incurrieron en omisiones que retrasaron indebidamente el servicio público al que tenía derecho el hoy titular de la Fiscalía General de la República, en su calidad de denunciante.

En abril de 2016, los dos fiscales determinaron no ejercitar la acción penal en la indagatoria por delitos de tentativa de homicidio y omisión de cuidados, abierta por la muerte de Federico Gertz Manero, ocurrida el 27 de septiembre de 2015 en el Hospital ABC.

Esta averiguación previa inició con una denuncia del hoy titular de la FGR contra Laura Morán Servín, quien fuera concubina de Federico Gertz; Laura Cuevas Servín, esta última, suegra del Gobernador mexiquense Alfredo del Mazo; y Alejandra Guadalupe Cuevas Morán.

Gertz atribuyó a las mujeres presuntos actos de negligencia que habrían ocasionado llagas e infecciones que llevaron a su hermano a la muerte.

Cuando la investigación fue archivada, al concluir que no había elementos para probar los delitos, el hoy responsable de la FGR denunció a los fiscales porque no llevaron a cabo algunas diligencias.

La defensa de los agentes del Ministerio Público han manifestado que dichas diligencias no las celebraron porque estaban encaminadas a fincar una posible reparación del daño o el aseguramiento de bienes de las imputadas, no la acreditación de la tentativa de homicidio, indicaron fuentes relacionadas con el fallo judicial.

Luego de que en mayo del año pasado se ordenara su aprehensión, los dos fiscales capitalinos presentaron un amparo y lo consiguieron para efectos de que se argumentara por qué les atribuían el servicio público "en pandilla", una modalidad que impedía llevar un eventual proceso en libertad.

Si bien les fue relativamente favorable, esa resolución no impedía su captura y los dos ex funcionarios impugnaron el fallo, con la expectativa de que el colegiado se pronunciara sobre el fondo de la acusación y cancelara en definitiva el mandamiento judicial.

El tribunal no canceló definitivamente las capturas, pero dejó abierta la posibilidad de que el juez local lo valore. De momento, el colegiado engrosa el fallo y en su momento será remitido para su cumplimiento al juez del fuero común.