PUBLICIDAD

Nacional

¡Cuidado! Gastos para tus mascotas pueden afectar tus finanzas

Recomiendan generar un presupuesto antes de adoptar un compañero de 4 patas

Associated Press

sábado, 09 septiembre 2023 | 13:10

Archivo / Agencia Reforma | Muchos propietarios de perros o gatos sólo se centran en los aspectos positivos de incorporar a un amigo peludo a sus vidas

PUBLICIDAD

Ciudad de México.- Si bien las mascotas brindan alegría y compañía, los costos de su cuidado se pueden acumular rápido para los dueños y generar cambios en las finanzas, sobre todo si es propietario primerizo y desconoce qué esperar con un nuevo integrante.

Muchos propietarios de perros o gatos sólo se centran en los aspectos positivos de incorporar a un amigo peludo a sus vidas. Pero también es importante tener expectativas realistas, de forma que no haya que vérselas con gastos repentinos que podrían alterar su estabilidad financiera.

“Es importante poder elegir una mascota que se ajuste mejor a su presupuesto y a su estilo de vida”, dice la doctora Wendy Hauser, una veterinaria que fundó su propia empresa consultora.

Qué hay que saber

En ese sentido explicó que si alguien está contemplando obtener una mascota, existen varias cosas que se puede tomar en cuenta como los costos iniciales para un perro o un gato que van más allá del precio de la adopción o de la compra.

Primero, se necesita acudir con un veterinario para vacunarlo o hacerle una revisión general de salud. Una vez en casa, las mascotas necesitan una cama, comida, correas y arneses, productos de cuidado personal, entre otras cosas más.

En promedio, el costo anual de un perro es de mil 400 dólares (unos 25 mil 200 pesos), y de mil 200 dólares (aproximadamente 21 mil 600 pesos) para un gato, de acuerdo con Kerry O’Hara, director de análisis de datos de la Asociación Estadounidense de Productos para Mascotas.

Por lo tanto, el especialista recomendó saber cuánto necesitará gastar el dueño desde un principio cuando se adquiere una mascota, para que así genere un presupuesto.

Por otro lado, se debe considerar el estilo de vida del dueño, ya que si no se quiere dejar a la mascota en una pensión, podría llevarse de vacaciones, pero se tendrá que pagar el vuelo y las tarifas del hotel.

Es importante investigar sobre la raza de la mascota que adoptará, no sólo porque ayudará a determinar si encaja en el estilo de vida, sino para saber si se puede costear o no, dijo Hauser.

“Un ejemplo son los Maine coons, unos gatos hermosos pero con alta incidencia de cardiopatías, por lo que una o dos veces al año tendrá que pagar ultrasonidos y consultas de cardiología”, señaló.

Otro ejemplo de una raza costosa son los bulldogs franceses, que tienden a desarrollar muchos problemas de salud, agregó Hauser.

Para reducir algunos gastos de pensiones se puede solicitar a familiares o amigos que cuiden de su mascota.

“El costo vale la pena, son miembros de la familia. Sólo añadiría que es preciso conocer (el costo) antes de comprometerse”, aseguró.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search