Corte autoriza que empleados del IFT ganen más que AMLO

En 2018, el ingreso neto anual del presidente de la República era de 3.1 millones de pesos

Reforma
miércoles, 12 junio 2019 | 23:03

La Suprema Corte de Justicia autorizó al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) restaurar los salarios que pagaba en 2018 a sus funcionarios de mando, y en breve dictará una sentencia similar en favor del Instituto Nacional Electoral (INE).
Por cuatro votos contra uno, la Primera Sala de la Corte concedió hoy una suspensión al IFT para que no le aplique el tope de 1.6 millones de pesos netos anuales que se autoasignó el presidente Andrés Manuel López Obrador y, por tanto, sigan vigentes las percepciones de 2018.
Con la misma votación, fue desechado un proyecto del ministro Juan Luis González Alcántara que negaba la suspensión al INE, por lo que en próxima sesión la Sala aprobará una nueva propuesta en el mismo sentido que la de hoy.
Las suspensiones no son indefinidas, sino que regirán mientras el Pleno de la Corte resuelve controversias en las que órganos autónomos impugnaron el tope salarial y el recorte a sus recursos, aplicados en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) de 2019.
En su fallo, la Sala consideró que la reducción salarial impuesta por la Cámara de Diputados podría ser vista como una medida de presión política hacia órganos técnicos y regulatorios que tienen autonomía constitucional, por lo que conceder la suspensión no afecta el interés de la sociedad.
Se destaca que, en 2018, el ingreso neto anual del presidente de la República era de 3.1 millones de pesos, mientras que el comisionado presidente del IFT percibió 2.2 millones, es decir, tuvo una baja de 27 por ciento.
Las suspensiones aclaran que los órganos no podrán solicitar presupuesto adicional, sino que tendrán que arreglárselas con los recursos autorizados en el PEF.
El Pleno de la Corte aún no tiene fecha para discutir las controversias contra el PEF de 2019, en las que resolverá si la reducción salarial violó derechos humanos de los funcionarios o si afectó la autonomía de los órganos, como se estimó de manera preliminar en el fallo de hoy.
En el IFT, la suspensión beneficiaría aproximadamente a 80 funcionarios que ganan menos que en 2018, mientras que en el INE el universo es de alrededor de 100 servidores públicos.
Algunos de estos cuentan con suspensiones provisionales concedidas por jueces de Distrito, ya que promovieron amparos a título personal, pero las sentencias de la Corte son para todo el órgano.
Además del IFT y el INE, también promovieron controversias la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, la Comisión Federal de Competencia Económica, Banco de México, el Inegi y el Instituto Nacional de Evaluación Educativa, aunque la demanda de este último probablemente será desechada porque dejó de ser un órgano con autonomía constitucional.
Originalmente, las suspensiones fueron negadas en enero por el ministro instructor de las controversias, Alberto Pérez Dayán, salvo en el caso del Banxico, a cuyos integrantes permitió seguir ganando hasta 50 por ciento más que el Presidente por tratarse de un órgano que no está sujeto al PEF.
El pasado 20 de mayo, el Pleno de la Corte ordenó al Congreso corregir la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos para aclarar los criterios con base en los cuales debe fijarse el salario del Presidente, que es el tope para todos los demás.