PUBLICIDAD

Nacional

Contrasta homicidio en la frontera norte

Viven realidades opuestas en materia de seguridad ciudades fronterizas de México y EU

Rolando Herrera / Agencia Reforma

domingo, 28 agosto 2022 | 06:00

Archivo

PUBLICIDAD

Ciudad de México.— Los habitantes de las principales ciudades fronterizas de México y Estados Unidos viven realidades opuestas en materia de seguridad, pues mientras al norte de la línea divisoria la incidencia más alta es de 11.5 homicidios por cada 100 mil habitantes, al sur supera los 100 casos en ciudades como Juárez y Tijuana.

Una revisión a la situación de 22 de las ciudades hermanas de los dos países, con datos al año 2020, que es el registro más reciente en EU, revela que en ningún caso los habitantes mexicanos gozan de una mejor seguridad que sus vecinos estadounidenses. Los datos oficiales de homicidios en México se han mantenido en los mismos niveles hasta la fecha.

PUBLICIDAD

La realidad más contrastante se vive entre las ciudades de Juárez y El Paso, pues la primera registró en 2020 una tasa de 137.7 homicidios por cada 100 mil habitantes, mientras que en la segunda el mismo indicador fue de apenas 4.1 casos.

Algo similar ocurre entre Tijuana y San Diego, pues mientras la primera tuvo una tasa de 110.2 homicidios por cada 100 mil tijuanenses, en la segunda la misma tasa fue de 4.0.

Para los residentes de Nogales, Mexicali y Agua Prieta, cuyas localidades registraron 45.7, 12.7 y 8.7 homicidios por cada 100 mil habitantes, respectivamente, parece envidiable la situación de sus vecinos de Calexico, Nogales y Douglas, que no tuvieron ningún asesinato en 2020.

Del lado estadounidense, la ciudad menos segura es Yuma, que registró 11.5 homicidios por cada 100 mil habitantes, pero en su ciudad hermana, San Luis Río Colorado, fueron el triple de casos, con una tasa de 33.7 por cada 100 mil habitantes.

Los datos de los homicidios de las ciudades estadounidenses fueron calculados con base en el Reporte Uniforme de Criminalidad 2020 del Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés), y de la Oficina del Censo de los EU, mientras que en el caso mexicano se usaron estadísticas reportadas por el Inegi.

El pasado 19 de agosto, luego de que el Departamento de Estado actualizara sus alertas de viaje a México por problemas de inseguridad y violencia, el presidente Andrés Manuel López Obrador pidió a Estados Unidos respetar la soberanía mexicana y reprochó la emisión de estas advertencias.

Un día antes, el Embajador de EU en México, Ken Salazar, se refirió a las alertas y advirtió que la inseguridad impacta negativamente en las inversiones.

“Y eso es contrario de lo que debía pasar bajo el sueño del T-MEC, debería de haber más inversión, pero la inseguridad es un factor grande para los empresarios”, dijo entonces. 

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search