PUBLICIDAD

Nacional

Chocan en Senado por muertes de Camila y candidata de Celaya

La priista Claudia Anaya advirtió que en México 'posiblemente López Obrador es el presidente, pero es otro grupo el que gobierna'

Martha Martínez / Agencia Reforma

martes, 02 abril 2024 | 18:49

Especial / Agencia Reforma | La senadora Malú Micher dijo que "es un infierno" vivir, estudiar o transitar en Celaya

PUBLICIDAD

Ciudad de México.- Senadores de Morena y de la Oposición repartieron culpas en los casos de los homicidios de la niña Camila, en Guerrero, y de Gisela Gaytán, en Guanajuato.

Al referirse al homicidio de la aspirante a la Alcaldía de Celaya, la morenista Malú Micher afirmó que en Guanajuato, las personas no tienen la certeza de que podrán llegar con vida a sus hogares, mientras que en ese Municipio "es un infierno" vivir, estudiar o transitar.

Agregó que durante la Administración del panista Diego Sinhue, 21 mil personas han sido asesinadas, por lo que demandó al gobernador dar a conocer el plan de seguridad estatal y la destitución del Fiscal Carlos Zamarripa, y del secretario de Seguridad local, Alvar Cabeza de Vaca.

"Llevamos cinco años solicitando al gobernador el plan de seguridad, no lo conocemos, la estrategia de seguridad no la conocemos. La destitución de Zamarripa no se realizó, la destitución de Cabeza de Vaca no se realizó y todavía el señor se lamenta por los hechos y dice que no quedará impune", lamentó.

La morenista Imelda Castro dijo que en el caso del homicidio de Camila están presos los responsables y ya no hay impunidad, mientras que sobre el homicidio de la candidata de Morena a la Alcaldía de Celaya hubo negligencia ante la solicitud de seguridad que se hizo por escrito al órgano electoral.

Rocío Abreu, también de Morena, subrayó que tras el homicidio de la niña el Gobierno local tomó acciones de manera inmediata y pertinente.

Tan es así, sostuvo, que está en prisión la persona que llevó el cuerpo de la menor, además de que se están haciendo las investigaciones en relación con los hechos y al linchamiento de los presuntos culpables.

La legisladora acusó a la Oposición de hacer política de "carroña" al responsabilizar al Gobierno local de los hechos.

Señaló que las acciones del Gobierno de Guerrero para atender el homicidio de la menor contrasta con la manera en la que el Gobierno de Guanajuato ha dado atención al homicidio de Gisela Gaytán.

Mónica Fernández, también de Morena, subrayó la "sensibilidad" de la gobernadora de Guerrero, Evelyn Salgado, por haberse acercado a la madre de Camila y reiteró que desde el primer momento, tras el homicidio, ya hay responsables detenidos.

"En lo personal, reconozco la sensibilidad que las mujeres tenemos y la sensibilidad que tuvo nuestra gobernadora de inmediatamente hacerse presente con la madre de Camila, y que hay responsables en la cárcel desde el primer momento. La diferencia, por supuesto, es muy grande", aseguró.

La legisladora llamó a sus pares a no politizar este caso, pero aprovechó su intervención para afirmar que es una difamación decir que el Estado y la llamada Cuarta Transformación va a expropiar sueldos, casas o terrenos.

En su turno, la panista Lilly Téllez advirtió que el homicidio de Camila, es producto de la política de "abrazos, no balazos" implementada por Morena y por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

"La niña Camila es producto de que Morena y López Obrador han normalizado secuestros, cobro de piso, terrenos, aumento de asesinatos, han minimizado a desaparecidos, asaltos de carreteras. 183 mil muertos, ¿cuántos más necesitan los de Morena?, ¿cuántos muertos Andrés Manuel López Obrador para que hagan algo?", cuestionó.

La priista Claudia Anaya llamó a entender que hay una falla en el Sistema Nacional de Seguridad Pública porque no protege a candidatos, pero tampoco a funcionarios y ciudadanos.

Dijo que actualmente, 90 personas son asesinadas diariamente en el país y advirtió que en México posiblemente Andrés Manuel López Obrador es el presidente, pero es otro grupo el que gobierna.

El senador del Grupo Plural, Emilio Álvarez Icaza, advirtió que el caso de la niña Camila es quizá el mejor reflejo de la situación de la justicia y la seguridad en México.

Consideró que su homicidio debería de conllevar a una reflexión profunda sobre la prevención del delito, la seguridad, la justicia e incluso de la coordinación interestatal, en lugar de ser utilizado como un pretexto para descalificar, insultar e incluso promover a candidatas presidenciales, como lo hizo Morena con Claudia Sheinbaum.

"La muerte de la niña y el dolor de su familia merece un poco más de respeto, y sí, debe ser una profunda llamada de atención porque cuando la población hace justicia por propia mano, lo que está encontrando como respuesta del aparato de justicia se define por una palabra: abandono. Todas las instituciones del aparato del Estado en materia de seguridad y justicia le fallaron a esa niña y a su familia, eso es lo que nos debería de preocupar", advirtió. 

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search