string(65) "carecen-63-de-escuelas-preescolares-de-servicios-20190314-1489930"
Nacional

Carecen 63% de escuelas preescolares de servicios

Los datos fueron recabados entre octubre y noviembre de 2017 en dos mil 141 escuelas de las 32 entidades federativas

Reforma
jueves, 14 marzo 2019 | 15:45
Reforma

Ciudad de México— El 63 por ciento de las escuelas de nivel preescolar carecen de al menos un servicio básico como agua, luz y sanitarios, de acuerdo con un informe del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE). 

En conferencia de prensa, presentaron los resultados de la Evaluación de las Condiciones Básicas para la Enseñanza y el Aprendizaje (ECEA) en Preescolar, en donde se indica que sólo en el 37 por ciento de los prescolares existen los tres servicios básicos (agua, luz y sanitarios).
Sylvia Schmelkes, consejera presidenta del INEE, indicó que los datos fueron recabados entre octubre y noviembre de 2017 en dos mil 141 escuelas de las 32 entidades federativas.
Recordó que desde 2004 la educación preescolar forma parte de la educación obligatoria en el País y las escuelas pueden ser de tres tipos: generales, indígenas y comunitarias; las últimas dos son las que registraron mayores carencias.
De las 88 mil 842 que existen en México, el 51 por ciento son generales; 22 por ciento son comunitarias; 11 por ciento son indígenas y 16 por ciento privadas.
De acuerdo con el documento, el 8 por ciento de las escuelas no cuentan con baños, el 16 por ciento no cuenta con energía eléctrica y el 39 por ciento no tiene agua entubada.
En números absolutos, 52 mil 461 planteles no tienen al menos un servicio básico.
Raquel Ahuja, encargada de hacer el estudio indicó que el 64 por ciento de las escuelas comunitarias e indígenas no tienen agua. Y anexó que el 19 por ciento de los centros educativos no tiene baños por separado para niños y niñas, lo que apuntó, no abona a su seguridad y privacidad.
La especialista refirió que en todos los tipos de escuela hacen falta aulas, presentándose las proporciones más altas en los planteles indígenas no unidocentes, es decir, en los que un solo maestro no se encarga de la administración y clases de la escuela.
En los planteles indígenas no unidocentes, casi en cuatro de cada 10 (86 por ciento) hay déficits de estos espacios.
Asimismo, el 34 por ciento de los centros preescolares no tienen área de juegos, y sólo el 2 por ciento de los planteles cuenta con instalaciones que facilitan el acceso y desplazamiento de personas con discapacidad, es decir: puertas amplias, andadores o pasillos y rampas para el acceso y circulación.
Y casi una tercera parte de las escuelas tienen problemas con el mantenimiento, pues se detectaron problemas con techos, como grietas, exceso de humedad. Alrededor de uno de cada cinco cuenta con áreas de juego en mal estado, tiene vidrios rotos o estrellados, en sus instalaciones eléctricas existen cables sin recubrimiento o contactos sin protectores.
Aunado a ello, en más de la mitad de las escuelas no hay un plan de protección civil, ni rutas de evacuación; entre el 48 y 43 por ciento no hay zonas definidas de seguridad, ni se realizan simulacros.
Y en cuanto a materiales didácticos, el estudio reveló que los libros de texto gratuito sólo llegan con oportunidad en 27 por ciento de las escuelas. En las primeras semanas del ciclo escolar lo recibe el 61 por ciento, pero un 12 por ciento no había recibido esta herramienta al levantamiento de la información (entre octubre y noviembre).
Un 72 por ciento no tienen computadoras para los niños y un 63 por ciento no tienen internet.
La especialista apuntó que los centros de educación inicial no cumple con las condiciones básicas, mínimas necesarias o irreductibles definidas por la normatividad nacional vigente.
"Ninguna de las condiciones evaluadas se cumple en los preescolares, sin importar la modalidad educativa, lo que resulta altamente preocupante", expuso.
Resaltó que las carencias en infraestructura son evidentes, desde servicios básicos como agua y sanitarios, hasta espacios como aulas o áreas de juego.
El 19 por ciento de las comunitarias y 14 por ciento de las indígenas no tienen sanitarios; 65 de las comunitarias no tienen área de juegos y de las que tienen, el 37 por ciento está en mal estado. En indígenas, los porcentajes son de 62 por ciento y el 35 por ciento, respectivamente.
En cuanto al mobiliario básico, apuntó que existen carencias tanto del que usan alumnos, como docentes.
Especificó que el 35 por ciento de las escuelas indígenas no unidocentes tiene mobiliario completo para alumnos y 39 por ciento no tiene mobiliario completo para docentes.
Y el 50 por ciento de las escuelas generales no unidocentes tiene mobiliario básico completo para estudiantes; 45 para docentes.
La evidencia, dijo, muestra que faltan recursos educativos como materiales didácticos y de apoyo, como servís bibliográficos, libros de trabajo.
En una de cada cuatro escuelas se reportan niñas o niños con discapacidad, mientras que sólo la mitad de los centros educativos cuenta con apoyo especializado.
La consejera presidenta del INEE dijo que los déficits son subsanados con el apoyo de padres de familia, lo que, resaltó, no garantiza la gratuidad constitucional.
"En ellos recae gran parte de las responsabilidades del Estado (...) en vez de contribuir a ampliar las oportunidades de desarrollo, sus aportaciones se destinan a cubrir las condiciones básicas en las escuelas", dijo.
Además se les piden cuotas para servicios como seguridad y pagar a personal de vigilancia o de apoyo.
En México, para el nivel preescolar, se informó, hay cerca de 90 mil escuelas, 240 mil docentes y 4.9 millones de alumnos.