Nacional

Cae en España Emilio Lozoya

El exdirector de Pemex estaba fichado por la Interpol por corrupción

Reforma / Emilio Lozoya

Reforma

jueves, 13 febrero 2020 | 06:00

Ciudad de México— El exdirector de la petrolera estatal de México fue detenido en España por delitos de corrupción en una de las capturas de más alto perfil desde que el nuevo Gobierno llegó al poder hace más de un año con la promesa de combatir a los corruptos.

El fiscal general Alejandro Gertz Manero dijo ayer miércoles en una radio local que Emilio Lozoya, exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), fue arrestado en Málaga, al sur de España, y que México va a iniciar las gestiones para extraditarlo. Un juez de la Audiencia Nacional española tiene previsto tomarle testimonio este jueves en Madrid, el primer paso para iniciar este proceso.

Lozoya dirigió Pemex de 2012 a 2016, mientras gobernó Enrique Peña Nieto, de quien fue un colaborador cercano.

En 2019 se emitieron varias órdenes de aprehensión en su contra, una de ellas por estar vinculado al caso Odebrecht, la red de sobornos con la que esta constructora brasileña se garantizaba contratos en América Latina. Otra orden fue por la venta de una planta de fertilizantes a Pemex a un precio inflado.

Gertz Manero no aclaró por qué cargos fue detenido y se refirió a Lozoya como un “caso icónico”. Agregó que se logró la detención después de casi un año de investigación y colaboración con autoridades europeas.

Si se confirmara que el arresto es por Odebrecht, sería el primer alto funcionario mexicano detenido por el caso, pero si fuera por otro –considerando el poder que tuvo Lozoya y su cercanía con Peña Nieto– expertos coinciden en que supone un éxito para el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

“Es una señal positiva”, dijo Eduardo Bohórquez, director de la organización Transparencia Mexicana, aunque matizó: “ésta tendría que ser la primera de muchas detenciones, falta ver si realmente hay una red desmantelada y si se recuperan los activos desviados”.

El Gobierno español indicó que México buscaba a Lozoya por hechos ocurridos en 2012 y 2013 y, citando a la fiscalía mexicana, dijo que el total defraudado se estima en 280 millones de dólares.

Las labores de búsqueda internacional a través de Interpol iniciaron en mayo. Las autoridades españolas consiguieron indicios que lo situaban en distintos lugares de ese país pero, según un comunicado del Ministerio del Interior, el “alto poder adquisitivo y sus lazos internacionales complicaban su localización”.

Para Gerardo Rodríguez, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de las Américas de Puebla, se trata del “golpe más importante en la lucha contra la corrupción en México” porque se basa en datos de inteligencia financiera y porque “Lozoya es el arquetipo del tecnócrata corrupto internacional mexicano”, cercano a un expresidente y que involucró a su familia en sus negocios. De hecho, hay un proceso abierto en México contra su madre, que se encuentra en arresto domiciliario.

Santiago Nieto, jefe de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), indicó que su oficina había presentado denuncias formales contra Lozoya por el caso Odebrecht, por la venta de la planta de fertilizantes y por defraudación fiscal. Agregó que tiene abiertas investigaciones por otros dos casos y que indaga un tercero vinculado a un astillero de España.

El abogado de Lozoya, Javier Coello Trejo, aseguró que su cliente está convencido de que no existen elementos en su contra en la investigación y dijo no saber si Lozoya va a aceptar o no la extradición.

Al margen de cuándo pueda regresar a México, el director de Transparencia Mexicana mostró su preocupación de que el caso pueda caerse o que Lozoya pueda llegar a acuerdos judiciales que minimicen su responsabilidad. Por eso, enfatizó la importancia de atacar todo el entramado operativo que hay debajo –empresas, prestanombres, intermediarios– y la red política de protección que hay encima.

“La parte difícil es la política”, señaló Bohórquez. “Será Lozoya quien pueda informar de otros actores y si alcanza o no a Enrique Peña Nieto dependerá de muchas cosas”.

Agilizará SRE extradición

El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, afirmó que México tiene 45 días para la solicitar la extradición de Emilio Lozoya, pero dijo que la agilizarán.

“De acuerdo con la legislación tenemos 45 días para hacerlo, pero evidentemente lo vamos a hacer más ágil”, declaró a la prensa.

Ayer al salir de Palacio Nacional, Ebrard dijo que la Secretaría de Relaciones Exteriores iniciaría la solicitud de extradición en el transcurso del día y de este jueves.

El secretario detalló que la Embajada de México en España sigue con atención el caso y que la dirección general jurídica de la Cancillería está a cargo.

Hasta el momento, refirió, el ex directivo de Pemex, investigado por investigado por la compra millonaria de una planta chatarra a Altos Hornos de México (AHMSA), no ha solicitado asistencia diplomática.

Decidirá él el futuro de su juicio: abogado  

Luego que la FGR diera a conocer la detención en España de Emilio Lozoya, su abogado Javier Coello Trejo, dijo que el arresto fue sorpresivo.

 Afirmó que hablará con la familia del detenido y que tendrán que ir a ‘la Madre Patria’ para ver si quiere que se lleve su juicio de extradición o venir a México para hacerlo aquí, ya que “es decisión de él”.

 “Ahí yo sé qué le podría aconsejar pero la decisión es suya. Algún día tenía que pasar y hay que aclarar las cosas, Emilio no se mandaba solo, hay muchas cosas que no se han aclarado y los haremos en su momento.

“Si su decisión es llevar su juicio de extradición en España ya se le llevará el juicio y acreditaremos si existe o no delito”, afirmó Coello Trejo ayer en una entrevista televisiva.

Asimismo, agregó que los delitos que se le imputan a Lozoya no ameritan prisión preventiva oficiosa y que esperarán, ya que son decisiones de los jueces.