Nacional

Busca INER evitar contagio cruzado en temporada de influenza

Subdirector de la institución indicó que cuentan normalmente con 31 camas de terapia intensiva, pero ante Covid-19 creció a 150

Agencia Reforma

Natalia Vitela
Agencia Reforma

jueves, 17 septiembre 2020 | 07:32

Ciudad de México.- Ante la inminente convivencia de la pandemia de Covid-19 y la temporada de influenza que se avecina, el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) busca evitar que pacientes de Sars-Cov-2 se mezclen.

Además, otro de los retos es que para cuando esto ocurra, pueda crecer su capacidad instalada de camas de terapia intensiva a alrededor de 200.

Justino Regalado Pineda, subdirector médico de esta institución, indicó que el INER cuenta normalmente con 31 camas de terapia intensiva, pero ante Covid-19 creció a 150, y con la llegada de influenza podría requerir 50 más.

"Estamos trabajando como si fueran a llegar adicionalmente a los 130 pacientes (de Covid-19) que tiene hoy el INER, (más) otros 70 pacientes de influenza. Está contemplado (el crecimiento de camas).

"El reto es cómo organizamos para que no se mezclen, para que no se contagien unos de una cosa, con la otra", precisó en entrevista.

Sin embargo, agregó, según el comportamiento de la influenza en el Hemisferio Sur, podrían registrarse menos casos de los que habitualmente se presentan.

"No estamos seguros de lo que pasará. Queremos pensar que mucho ha tenido que ver el confinamiento, el uso de cubrebocas y eso termina impactando en muchas enfermedades infecciosas, entre ellas la influenza.

"Los números que hay publicados del comportamiento de influenza en el Hemisferio Sur, son pocos los casos, no sabemos si esto va a ocurrir en el Hemisferio Norte".

Sin embargo, precisó el especialista, en el INER no se confían.

"Nuestra máxima capacidad de pacientes Covid ha sido de 150 con alrededor de 105 pacientes en ventilación mecánica".

Actualmente tienen 130 pacientes Covid-19, con 80 pacientes en ventilación mecánica.

Regalado Pineda puntualizó que en las temporadas más complicadas de influenza tienen hasta 70 pacientes; la mitad con ventilación mecánica; aunque el máximo número de pacientes con influenza ventilados han sido 50.

"Ahora estudiamos y analizamos la logística que se requiere para tener la posibilidad de atender dos brotes, uno que es estacional y que se repite cada año, como es la influenza, y éste que estamos lidiando que es la pandemia por Sars-Cov-2".El propósito es atender a los pacientes sin la necesidad de mezclarse.

"No ponerlos en salas donde conviven pacientes con Covid, con un proceso altamente contagioso, con un paciente de influenza, que sabemos que se puede poner muy grave, pero al final de cuentas no representa tanto riesgo para el personal ni para los otros pacientes".

Ante ello, dijo, el INER alista accesos diferenciados para cada tipo de padecimientos.

"Con toda la complejidad que existe al no tener una manera de escrutinio puntual y fino, que diga: este paciente seguro es Covid, seguro es influenza. Vamos a llegar a un punto en el que es un filtro en el que en horas vamos a tener que esperar a tener las pruebas y ya una vez que tengamos las pruebas de qué virus es el que domina, hacer esta separación".

Dijo que la ventaja actual es que ahora las pruebas se realizan de manera muy rápida.

"Tenemos en un promedio de cuatro horas, forma de saber de qué se trata".

El experto puntualizó que por ahora en el INER no habrá desreconversión.

"Somos los primeros que pusimos el pie en el campo de batalla y los últimos que se retirarán del mismo", señaló.