Nacional

Blindaje le salvó la vida al jefe de la Policía de CDMX; lo atacaron al menos 28 pistoleros

Con lesiones en la clavícula, brazo y rodilla, el mando fue trasladado a un hospital

Especial
Especial

Reforma

sábado, 27 junio 2020 | 09:57

Ciudad de México— Cuatro células, con al menos 28 sicarios, participaron ayer en el atentado contra el jefe de la Policía, Omar García Harfuch. El blindaje de su camioneta le salvó la vida.

La intención de los criminales: tener cubierta toda la ruta -desde el Poniente hasta el Centro- por la que pasaría la camioneta del mando y su convoy de resguardo.

La emboscada fue a las 6:38 horas en Paseo de la Reforma y Monte Blanco.

A siete cuadras, sobre Monte Blanco y Explanada, estaba otra célula. Y una más en Hamburgo y Florencia, en la Colonia Juárez, cerca de las oficinas de la SSC.

Con lesiones en la clavícula, brazo y rodilla, el mando fue trasladado a un hospital. Tras una operación que se alargó por tres horas, fue reportado estable.

"Sentimos que fueron como horas, pero viendo los chats me doy cuenta que no fueron más de seis minutos", narró Pamela Molinar, quien vive a metros del sitio de la emboscada.

Al cierre de la edición, al menos 15 monitoristas del C5 eran interrogados para determinar si hubo omisiones en el seguimiento del convoy oficial que, por protocolo, debe ser vigilado para ubicar posibles riesgos en la ruta.