Avalan que menores abran cuentas bancarias

Personas entre los 15 y 17 años podrán tener cuentas propias sin autorización de sus padres o tutores

Reforma
martes, 05 marzo 2019 | 18:38

El pleno de la Cámara de Diputados aprobó reformas para permitir que jóvenes entre los 15 y 17 años de edad puedan abrir cuentas bancarias, sin la autorización de sus padres o tutores.
Con esta reforma, se busca bancarizar a los menores de edad que recibirán becas y apoyos económicos del Gobierno federal.
Legisladores del PAN, PRI y MC expresaron preocupación por el uso clientelar de la medida y el mal uso de las cuentas para generar lavado de dinero.
La reforma se aprobó en lo general con 414 votos a favor, uno en contra y una abstención. El proyecto, propuesto por el Ejecutivo Federal, fue enviado al Senado para su revisión.
En la discusión en lo particular, el Pleno aceptó reservas del PAN y PRI, a fin de prevenir el mal uso de la bancarización para jóvenes, por parte de la delincuencia organizada.
En la Ley de Instituciones de Crédito se modifica el Artículo 59, donde se establece que las cuentas de depósito bancario de dinero podrán ser abiertas a favor de personas de menos de dieciocho años de edad a través de sus representantes, en cuyo caso las disposiciones de fondos solo podrán ser hechas por los representantes del titular.
"Como excepción a lo establecido en el párrafo anterior, los adolescentes, a partir de los quince años cumplidos, podrán celebrar los contratos de depósito bancario de dinero antes referidos, así como disponer de los fondos depositados en dichas cuentas, sin la intervención de sus representantes", señala la propuesta aprobada.
"El Banco de México determinará mediante disposiciones de carácter general las características, nivel de transaccionalidad, limitaciones, requisitos, términos y condiciones de dichas cuentas. No se podrán contratar préstamos o créditos con cargo a los fondos depositados en las cuentas a que se refiere este párrafo".
En tanto, se modificaron los Artículos 430 y 635, y se adiciona un segundo párrafo al Artículo 23 del Código Civil Federal.
"Como excepción a lo establecido en el párrafo anterior, los menores de edad, a partir de los quince años cumplidos, podrán abrir cuentas de depósito bancario de dinero en términos de la Ley de Instituciones de Crédito, sin la intervención de sus representantes y tendrán la administración de los fondos depositados en dichas cuentas con los efectos a que se refiere el artículo 435 de este Código, cita el Artículo 23.
En el 430 se indica que, tratándose de las cuentas de depósito bancario de dinero de jóvenes con 15 años cumplidos, la totalidad del usufructo de los fondos depositados en dichas cuentas pertenecerá al menor de edad.
En tanto, en el Artículo 635 se precisa que son nulos todos los actos de administración ejecutados y los contratos celebrados por los incapacitados, sin la autorización del tutor, salvo lo dispuesto en el segundo párrafo del Artículo 23 del Código.
En artículos transitorios se señala que el Banco de México y, en caso de ser necesario, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, contarán con el plazo de 90 días naturales luego de la publicación de la reforma, para emitir o modificar las disposiciones de carácter general necesarias para su debida implementación.
Los diputados aceptaron una adición de Acción Nacional al Artículo 59 de la Ley de Instituciones de Crédito, para precisar que las cuentas para jóvenes deberán tener disposiciones generales que permitan el cumplimiento del régimen de prevención del lavado de dinero, considerado en el Artículo 115 de dicha legislación.
La propuesta del PRI aceptada es un artículo transitorio, para precisar que el Congreso de la Unión contará con 180 días a partir de la entrada en vigor del decreto, de realizar adecuaciones a las leyes General de Títulos y Operaciones de Crédito, Para Regular las Sociedades de Información Crediticias, el Código Penal Federal y la Ley Nacional del Sistema Integral de Justicia Penal para Adolescentes e incluir una regulación integral en la prevención e investigación del uso de recursos de procedencia ilícita.
Lourdes Celenia Contreras, de MC, alertó que la reforma puede derivar en que los jóvenes sean clientes potenciales en épocas electorales.
El priista Fernando Galindo expresó la preocupación de su partido de que la reforma sea aprovechada para el lavado de dinero.
"Como muchas reformas, esta iniciativa está incompleta, se puede incrementar el riesgo de que los jóvenes caigan en la delincuencia organizada, especialmente en lavado de dinero y se incrementa el riesgo de uso electoral y político de recursos públicos", expuso.
El panista José Rigoberto Mares Aguilar dijo que la reforma favorece las condiciones de inclusión financiera de los jóvenes mexicanos, para acceder a depósitos bancarios, ya sea por ser beneficiarios de programas o por su actividad laboral.
"Pero hay que prevenir el lavado de dinero y evitar que la delincuencia organizada haga mal uso de estos instrumentos", alertó.
El diputado de Morena Benjamín Saúl Huerta respondió a los legisladores que la misma reforma señala que el Banco de México determinará las características, limitaciones, términos y condiciones de estas cuentas, para evitar actos constitutivos de delito.
"Recuerden que los jóvenes beneficiarios de apoyo social, a través de la inclusión financiera tendrán oportunidad de concluir sus estudios, nuestros jóvenes no están buscando cómo abusar del Estado", alertó.