Nacional

Aumenta pobreza en México

Indica estudio que 13 millones de personas pasaron de estratos medios y altos a una situación de pobreza en 2020

Agencia Reforma / Una mujer intercambia plantas por despensa

Martha Martínez / Agencia Reforma

jueves, 25 marzo 2021 | 14:45

Ciudad de México— El año pasado, 13 millones de personas de estratos medios y altos pasaron a una situación de pobreza, según un análisis del Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY).

Las conclusiones del Cuarto Boletín de Movilidad Social en el Mercado del Trabajo presentado este jueves señala que la pobreza en el país se alimentó principalmente de personas provenientes de los estratos medios y altos, que para el cuarto trimestre del año pasado sumaba 42.3 por ciento.

El director del Programa de Desarrollo con Equidad del Centro, Rodolfo de la Torre, indicó que en 2020, el primer año de la crisis sanitaria, el porcentaje de personas que se ubicaron en el quintil con menores ingresos fue superior en 2.1 por ciento con respecto a 2019.

"13 millones de personas que, en general, no habían sufrido una situación de pobreza y que prácticamente pasaron a una situación de pobreza. Esto significa que la pobreza ha sido alimentada fundamentalmente de estratos medios, pero también de estratos altos, de hecho, la suma de los porcentajes de los estratos intermedios que descendieron al primer quintil fue de 42.3 por ciento, mucho mayor que el de 2019", señaló.

De la Torre indicó que, en 2019, el 56.3 por ciento de aquellos que tenían los más altos ingresos (quintil 5) permanecieron en ese grupo, pero para 2020 este porcentaje se redujo a 55.1 por ciento.

Detalló que el porcentaje de personas que cayeron del quintil 5 al de los más bajos ingresos (quintil 1) pasó de 3.7 por ciento a 4.2 por ciento en el mismo lapso.

Agregó que, entre 2019 y 2020, el porcentaje de personas que pasaron del quintil 2 al de bajos ingresos ascendió de 20.3 a 21.4, en el quintil 3 aumentó de 11.9 a 12.3 por ciento y en el quintil 4 se incrementó de 7.9 a 8.6 por ciento.

"Así podemos ver que los que estaban en quintiles intermedios aumentaron su contribución al grupo de ingresos más bajos", explicó.

El economista dijo que, durante 2020, también salieron de la pobreza alrededor de 10 millones de personas, debido a que la pandemia generó condiciones favorables para algunos sectores.

"¿Cómo es posible que hayan salido de la pobreza? La situación de la pandemia generó también considerables desigualdades; hubo personas que pudieron mejorar su actividad económica, quizá porque se dedicaban a la venta de alimentos o a la venta en general de productos que no fueron afectados por la pandemia y que fueron mucho más demandados durante ella.

"Pero muchos otros, muchos más de los que pudieron superarla, también vieron deteriorar su ingreso y también incluso su posibilidad de tener un empleo y cayeron en la pobreza", sostuvo.

Reiteró que la clave detrás de que unas personas hayan salido y otras entrado a la pobreza, es que la pandemia tuvo efectos importantes sobre la desigualdad.

Ante ello, advirtió que el incremento del 15 por ciento del salario mínimo para 2021 tendrá un efecto limitado, porque dicho aumento no encontrará tantos puestos de trabajo para su aplicación.

Advirtió que lo anterior hace necesario dinamizar la economía, para que ese incremento salarial sea aprovechado y no quede en manos de unas cuantas personas.

El economista consideró que las medidas implementadas hasta ahora han sido insuficientes, porque son dispersas, descoordinadas y no consideran medidas que garanticen su sostenimiento.

El especialista insistió en que se requiere también una política de estímulos al empleo, sobre todo para las pequeñas y medianas empresas, misma que puede considerar incentivos como apoyos al pago de la seguridad social y para los trabajadores por cuenta propia, devoluciones extraordinarias de impuestos.

De la Torre dijo que también es urgente la implementación de un sistema de protección social universal, que significa no sólo fortalecer el sistema de salud y de pensiones, sino garantizar el acceso a una serie de prestaciones, como seguros para accidentes de trabajo y una economía de cuidado que permita una mayor participación en el mercado laboral.

"Si va a haber reforma hacendaria, ésta tiene que ser pensada en términos de esta protección social universal unificada", dijo.

Insistió en que la recuperación económica del país no puede basarse en la recuperación externa, sobre todo de Estados Unidos.